Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Cultura y espectáculos

Pasiones

Compartir tema
Pág. Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6 Responder
 

 

mensajeDom 29 Jul, 2007 8:29 am.

"Tertulia"
MANUEL VICENT
29/07/2007

Luís Buñuel dejó dicho que después de muerto le gustaría salir del sepulcro cada diez años para comprar el periódico, leerlo en el velador de un café y una vez enterado de lo que pasaba por aquí, volver de nuevo a la tumba. Todos tenemos un designio secreto para la eternidad. Unos prefieren la absoluta oscuridad de la nada, conscientes de que si en la otra parte de la tapia existe algo, sin duda, será mucho peor de lo que ofrece este mundo. Algunos señoritos esperan que el cielo sea una prolongación de la finca de caza que poseen en la tierra, en la que ciertos bienaventurados se hayan convertido en venados de catorce puntas y los ángeles en perdices blancas a merced de sus rifles y escopetas. Muchos se conformarían con que el más allá fuera un lugar bueno o malo, pero donde se pudiera aparcar. A otros no les importaría ir al infierno si allí hubiera un garito de jazz y el fuego no licuara el hielo del whisky que uno podría tomar oyendo en directo a Charlie Parker. Por mi parte estaría dispuesto a acelerar el tránsito hacia el otro lado si en algún punto del universo pudiera montar a mi gusto una tertulia con amigos muy escogidos, inteligentes y simpáticos, entre los que, por supuesto, estaría Buñuel. La peña tendría algunas reglas. No se le preguntaría a nadie si estaba vivo o muerto, si había sido ya juzgado, salvado o condenado. Cada contertulio se sentaría a la mesa con la única condición de que se tomara la eternidad con buen humor y mucha calma. Durante cuarenta años he pertenecido a una tertulia de cómicos, periodistas, jueces, pintores y algunos fantasmas. Cada uno traía noticias de su oficio y con ellas se formaba una realidad poliédrica de teatros, tribunales, periódicos, pinturas y fantasías, sin otra esperanza que la de seguir hablando sentados hasta el final de la vida. Sería muy divertido continuar con esta tradición en el otro mundo. Unos llegarían con noticias del paraíso, otros con la experiencia del fuego eterno. La última novedad, llena de glamour, sería siempre la que se produjera cada noche en el espectáculo del infierno, aunque cada diez años se esperaría a que Buñuel regresara de la tierra con el periódico leído. Puesto que en la eternidad el tiempo se comprime en la punta de una aguja, cualquier catástrofe futura ya habría sucedido. Ninguna noticia de sangre o de estupidez acaecida en nuestro planeta tendría allí el menor interés, pero todos los contertulios guardarían silencio cuando Buñuel diera los resultados de las ligas de fútbol.

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeDom 29 Jul, 2007 9:11 pm.

Coketti

6
Sexo:Sexo:Hombre

Sigue vivo, El gatopardo feliz

_______________________
I'm not here. This isn't happening.
 

 

mensajeDom 02 Sep, 2007 2:31 pm.

"Pirómanos"
MANUEL VICENT
02/09/2007


En el año 356 a. d. C, Eróstrato quemó el templo de Artemisa, en Efeso, con el propósito de que su nombre fuera recordado hasta el fin de los tiempos. Otros pirómanos, menos ambiciosos, provocan un incendio devastador simplemente para poder alcanzar el orgasmo, que sólo logran contemplando varias montañas ardiendo. La mayoría lo hace por pasiones más anodinas, por guisar una paella campestre, por matar conejos si son cazadores, por construir adosados si son constructores, para que coman las cabras si son pastores, por sacar de la serrería madera barata. Nadie piensa ya en la inmortalidad cuando prende un bidón de gasolina en el monte. Eróstrato ignoraba que la inmortalidad es una cárcel de la que ya no se sale nunca. Todo el Peloponeso acaba de ser pasto de las llamas y el fuego ha alcanzado algunos lugares de la mitología. Desde lo alto de una colina de este territorio, ante un cúmulo de mármoles sagrados, el filósofo Séneca gritó: ¡"Saludo a los dioses si los hay"!. Todavía hoy la historia está esperando la respuesta. El terremoto que en 1997 asoló la región de Umbría en Italia destruyó la basílica de Asís con todos los frescos del Giotto. Allí iban a celebrar una conferencia de la paz mundial los jefes espirituales de todas la religiones monoteístas bajo la presidencia del papa Wojtyla. Ninguna deidad dio explicaciones de aquel desastre. Las pinturas del Giotto se restauraron con un minucioso trabajo de cuatro años en que el fragmento más diminuto volvió a su lugar y los muertos fueron olvidados. Hace unas semanas el terremoto de Pisco, en Perú, derrumbó la techumbre de un templo, mató a los fieles que estaban celebrando un funeral y uno de los pocos que se salvó fue el cura protegido por los contrafuertes del altar. Mientras todo era muerte a su alrededor el cura se sacudió el polvo de las sagradas vestiduras. Ningún dios reivindicó este atentado. El fuego del Peloponeso ha rodeado Olimpia, Micenas, Epidauro, Corinto. Dentro de unos años, cuando sobre la tierra quemada de la antigua Esparta haya fructificado la codicia inmobiliaria, si desde lo alto de una colina, ante la infinita extensión de chalés adosados, alguien saluda a los antiguos dioses, la respuesta será el ruido de las hormigoneras que se abren paso por donde antes transitaron los sueños. Por todas partes aparecerán carteles de la nueva mitología. Peloponeso Resort. Los adosados de Esparta se venderán con hipotecas a treinta años. Esta es la única eternidad que existe en la tierra.

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeJue 20 Sep, 2007 5:28 pm.

La belleza de Annemarie

VALERIA BERGALLI
01/11/2006

Los retratos nos muestran a una joven de belleza andrógina, turbadora. Sus rasgos afilados y su figura esbelta tienen algo que recuerda vagamente a Robert L. Stevenson, otro escritor viajero tocado por la gracia. Annemarie Schwarzenbach fue una mujer compleja, quien en su agitadísima vida -vivió tan sólo 34 años, de 1908 a 1942- escribió libros de rara intensidad, fue fotógrafa y reportera, recorrió medio mundo -se debatió siempre entre el deseo de alejarse y el de regresar a las montañas de su Engadina natal- y dejó un rastro indeleble en la memoria y en los textos de muchos de sus contemporáneos. Hija predilecta y oveja negra, todo a la vez, de una familia conservadora y riquísima, Annemarie fascinó a casi todos los que la conocieron. A Erika y Klaus Mann, con los que mantuvo una amistad íntima y complicada, al padre de ambos, Thomas Mann, quien se refiere a ella en numerosas entradas en sus diarios, a André Malraux, a la escritora Carson McCullers, que se enamoró locamente de ella, a Ella Maillart y a muchos más.

Son numerosas las contradicciones que marcaron su destino: los intentos desesperados de alejarse de la madre y sus reiterados regresos a casa en busca de aquélla que hacía lo posible por silenciarla; su condición de rica heredera que siempre dependió del dinero de su familia; su militancia antinazi y sus huidas al fin del mundo; su voluntad de incidir en el curso de los terribles acontecimientos de los años treinta y su adicción a la morfina. Nadie consiguió desvelar la naturaleza de su misterio, de su enigma. De sus textos se desprenden imágenes bellamente hipnóticas, descripciones desgarradas de paisajes envueltos en el polvo del desierto y bañados por la luna. Pero también puede deslumbrar, como muestran sus reportajes, con su talento para ahondar en los problemas sociales y con su conocimiento de la política internacional. A medida que pasa el tiempo y se rescatan del olvido los cuentos, artículos y cartas que escaparon del ansia de destrucción de su madre, la vida de Annemarie, como una imagen que emerge lentamente en el papel fotográfico, llega hasta nosotros con su ilimitada capacidad de seducción.


Valeria Bergalli es editora.


imagen

http://www.viajeros.com/article580.html

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeSab 29 Sep, 2007 2:24 pm.

"Alejandro Magno dejó estupefacto al mundo en que vivió"

Valerio Manfredi convierte la biografía del conquistador macedonio en un 'best seller'
JACINTO ANTÓN
14/03/1999

Todo en la vida de Valerio Manfredi, de 56 años, parece haberlo ido preparando para el encuentro con Alejandro Magno, una cita de la que ha resultado una novela, a la vez épica, lírica y realista, sobre la vida y las hazañas del gran conquistador. Aléxandros ha vendido medio millón de ejemplares en Italia y su primera parte -es una trilogía-, El hijo del sueño, aparece ahora en España (Grijalbo-Mondadori).

Manfredi, estudioso del mundo antiguo, arqueólogo, explorador, ensayista, novelista -tiene ya cinco obras publicadas en España por Mario Muchnik: la última, El faraón del desierto-, ha mirado a Alejandro y ha sido como mirar al sol y a la vez como echar una ojeada al pozo más profundo. "Alejandro es un personaje de naturaleza quimérica, compleja, como un centauro", dice; "un joven capaz de ser sensible y compasivo y que al momento siguiente se transforma en una fuerza devastadora, susceptible de herir con una fuerza terrible"."Frente al fenómeno Alejandro, su vida, sus hazañas, su desproporcionada gama emotiva, la primera reacción, es el estupor", continúa Manfredi. "Te quedas boquiabierto: lo educa Aristóteles, manda cargas de caballería a los 17 años, se convierte en rey a los 20, funda ciudades, borra del mapa otras, sufre numerosas heridas, ama a hombres y a mujeres, es magnánimo, es cruel, conquista el gran imperio persa, avanza sobre la India... Sueña y hace, hace y sueña. Es el delirio despierto. Es alguien que jugó lo irracional en el tablero de la historia".

Del origen de su novela explica: "He frecuentado mucho tiempo la compañía de Alejandro. He escrito artículos sobre él y he colaborado en un proyecto para llevar su vida al cine. Mondadori me sugirió hacer una novela. Dije que haría el intento: escribiría durante diez días y si la novela despegaba continuaría. Pues bien, escribí 70 u 80 páginas y en ese punto ya había despegado".

La novela, continúa, "es más resultado del instinto que de un esquema. El aspecto estructural ya venía dado por mi conocimiento previo del asunto. En todo caso, cada mañana dedicaba una hora de trabajo a montar el esqueleto del relato haciendo un cuadro sinóptico de las cuatro o cinco fuentes históricas principales que tenemos para la vida de Alejandro: Arriano, Diodoro, Plutarco, Curcio, Trogo... Entonces cogía las situaciones más evocadoras, las más aprovechables desde un punto de vista narrativo, para entroncar en ellas la parte emotiva, intuitiva. Echaba mano de otras fuentes menores para recrear el ambiente, y utilizaba también documentación arqueológica, topográfica, etcétera, para los detalles. Toda la novela está armada sobre una fuerte base documental. Las fuentes, si sabes leerlas, transparentan la autenticidad, como la escena de Alejandro y sus amigos jugando a pelota en las ruinas de Persépolis".

Para atravesar ese océano tumultuoso de batallas, marchas y sentimientos que es la vida de Alejandro, Manfredi se ha dotado de una clave. "El pathos de Alejandro es la llave de lectura: su deseo, su anhelo indefinible por hacer cosas, acciones inesperadas, su pasión si se quiere. Piense que con Alejandro pasamos del mundo de la racionalidad de la polis griega, de Fidias, de Pericles, al mundo de los sentimientos privados, de la gran aventura personal".

Alejandro "dejó estupefacto al mundo. Pasó como un meteoro, y ardió, roto en la plenitud de su juventud. La forma contradictoria en que lo percibieron sus contemporáneos es prueba de que escapaba a su total comprensión. Por no hablar de la historiografía moderna. ¿Pueden los historiadores entender a Alejandro? ¿Han entrado en combate? ¿Han hecho el amor con hombres, mujeres, eunucos?". Manfredi parece embriagado de Alejandro: "Es imposible no enamorarse de él. ¿Sabe una cosa? Lloré al escribir el final de la novela".

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeMar 08 Ene, 2008 3:18 pm.

¿El desamor, nace al no ser capaces de crear amor en el ser que amamos? Ésta es la incógnita, ya que el hartazgo definitivo del sentimiento no es siempre al unísono. Hay un ser que experimenta primero el apagamiento lento y continuo del amor, hasta su consunción. La reciprocidad, la interconexión afectiva es esencia también del amor, que no existe realmente de una simple mirada, ni de la congoja de un rechazo. ¿Acaso podemos amar sin ser correspondidos? Sí, hay mujeres sublimes que no quieren ser amadas, o el personaje de una obra de Rilke que se estremece de pavor ante la sola posibilidad de sentirse amado, porque estos extraños seres no quieren ser nunca objeto pasivo del sentimiento de Otro. "So Kannst du Liebe nur gegen Liebe austauschen" (Marx). Tú solamente puedes intercambiar amor con amor. Así, cuando sentimos el desánimo del Otro, debemos con nuestro amor reavivar el suyo o despertarlo de nuevo, y evitar de esta forma el deterioro de la relación. "Wenn dein Lieben als Lieben nicht die Gegenliebe produziert", cuando tu Amor como Amor no produce Amor es porque se carece de la potencia interior necesaria para mantener encendido el sentimiento amoroso de la pareja. ¿Existe un culpable del desamor? No, la incapacidad para lograr un amor recíproco proviene de que la expresión de nuestro sentimiento es demasiado posesiva y dominante, o que no podemos entregarnos realmente.


Carlos Gurméndez.

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeLun 14 Ene, 2008 1:43 am.

TRIBUNA:
El hombre que quiso ser dios

FÉLIX DE AZÚA
13/01/2008 - EL PAÍS



La primera noticia la tuve en el colegio y entonces le llamábamos Alejandro El Maño, aunque nos gustaba más su caballo Bucéfalo, de nombre irresistible. Muchos años más tarde me percataría de que Alejandro de Macedonia era uno de los escasísimos humanos que han sido modelos de virtud durante veinte siglos. Junto con Julio César, Jesús de Nazaret y quizás Napoleón, millones de mortales vieron en ellos un espejo de conducta. El espejo se rompió a partir del Congreso de Viena y hoy es considerado incorrecto.

La desmesurada aventura de este joven nacido 356 años antes que Jesucristo y muerto a los 33 (hoy por fin asequible en la espléndida biografía de Robin Lane Fox que ha publicado Acantilado), es la colosal carrera de alguien que quiso ser Aquiles y acabó convertido en un dios viviente. La obsesión homérica estuvo presente desde su primera incursión militar, cuando Alejandro, tras desembarcar en Asia menor, abandonó a sus perplejos generales para acercarse a Troya, muchos kilómetros al sur de la ruta invasora, con la intención de competir con su novio Hefestion en una carrera alrededor de la tumba de Aquiles. Allí, en la antigua Ilion convertida en una aldea que Schliemann aún lograría desenterrar, se encontró con el primer signo celeste: los lugareños le entregaron el escudo y la armadura de Aquiles que habían ocultado durante siglos y de los que no se separaría ni siquiera durante la guerra de la India. Que Alejandro tomara a Aquiles como modelo, así como Julio César o Napoleón se miraran en Alejandro, establece una continuidad de la heroicidad épica que sólo sucumbirá con la aparición de la sociedad burguesa, incompatible con la figura del guerrero. El héroe, como un Fénix, renacía con cada renovación de la sociedad.

La identificación, sin embargo, chocaba con un problema. Aquiles era hijo de Tetis, una divinidad marina, y Alejandro era hijo de Olimpia, una tarasca macedonia. De modo que, tras la decisiva victoria de Isos, abandonó de nuevo a su ejército y se desvió en una peligrosa aventura a través de quinientos kilómetros de desierto para consultar el oráculo de Zeus Amón en el oasis de Siwa, último santuario de habla griega fronterizo con Libia. Como ya sospechaba, el augusto dios africano le confirmó que no era hijo de Filipo sino de Zeus en persona. Calmada su inquietud pudo entonces emprender el más largo, doloroso y disparatado viaje que jamás se ha conocido. De Persépolis a Afganistán, del mar Caspio al

Ganges, del Indo al infierno de Makran, el nuevo Aquiles condujo el mayor ejército que se haya visto por rutas que incluían el ascenso a picos de cinco mil metros o la travesía de desiertos que los tecnificados ejércitos del Imperio Británico no pudieron superar en el siglo XIX. Sin duda, aquel muchacho alucinado deseaba alcanzar el lugar donde terminaba la Tierra, el llamado Mar Exterior, cinturón de agua que rodeaba al mundo. Llegó hasta divisar el Índico, pero tuvo que renunciar al abismo por la llorosa súplica de sus soldados, agotados tras años de guerra, enfermedad, hambre, calor, frío y soledad. Muy contrariado, regresó a la capital de su imperio asiático.

De los dos grandes contrincantes de Alejandro en esta epopeya, el rey Darío de Persia y el rey Poros de la India, el segundo es el más admirable, ya que el pobre persa no hizo sino huir una y otra vez en lugar de morir decentemente hasta que le asesinaron sus propios (y escasos) cortesanos. Escena terrible cuando Alejandro encuentra la carreta donde yace el cadáver del último aqueménida atado con cadenas de oro y abandonado en un desolado barranco del actual Damghán. No así Poros, gigantesco y gallardo, que peleó sobre su elefante hasta que una lanza le atravesó el pecho. Derrotado, aún le quedó ánimo para instruir al joven guerrero, el cual no sabía como debía tratarse al emperador de la India en semejante circunstancia.

Una vez conquistada la totalidad del mundo conocido (menos Arabia, su frustrado proyecto), Alejandro fue víctima de la terrible hybris, la locura que abate a todos los que osan traspasar la mesura humana y que ya había matado a Aquiles ante las murallas de Troya. Esta reputada enfermedad divina produce una euforia enloquecida durante unos meses de frenética actividad y luego fulmina al héroe. La muerte de Alejandro, tras las célebres orgías de Babilonia, fue tan inesperada que hasta el día de hoy se atribuye a una conspiración de sus generales, mentira que se repetirá con Napoleón. Lo más probable, sin embargo, es que muriera de malaria. Sólo hay un dato inquietante. Se había traído de la India al gimnosofista Cálamo que a todos gustaba mucho porque dormía y meditaba sobre una sola pierna y que le aconsejaba en los momentos decisivos. Cuando desde el Punjab llegaron a Persépolis, el gimnosofista pidió permiso para morir porque estaba cansado y deseaba cambiar de envoltura carnal. Impasible ante las protestas de su heroico discípulo, ardió en una pira entonando atinados cantos, no sin antes despedirse de Alejandro con este saludo: "Nos veremos en Babilonia". Tras varios meses de disimulo y aunque dio muchos rodeos, ofuscado por las burlas de su gente Alejandro no tuvo más remedio que entrar de nuevo en la ciudad de Babel.

Durante el último año recibió el tratamiento que sólo se le concede a los dioses, un ritual que heredarían los césares romanos, los papas de Roma y en forma atenuada los monarcas franceses. Sin embargo, este dios que iba a morir ponía de manifiesto, no tanto que los humanos pudieran ser dioses (ya se habían dado casos), cuanto que los dioses pudieran ser mortales. Ésa sería la tarea que culminaría con éxito otro sucesor de Alejandro, Jesús de Nazaret, no ya héroe de la guerra corporal, sino de la guerra espiritual, cuando matara en la cruz al último dios celeste e inaugurara la inmortalidad de los humanos.

Nuestros actuales jefes político-mediáticos rechazan contundentemente a los héroes guerreros de la civilización occidental. La minúscula moral de la vida gregaria no puede soportar ni siquiera al último dios muerto, porque incluso una vez muerto sobresale demasiado desde la altura de la cruz. A pesar de ello, el populus indócil sigue amando a los héroes épicos aunque sea bajo una figuración degenerada: los gangsters de Coppola y de Los Soprano, los vengadores justicieros como Bruce Willis, Clint Eastwood o Mel Gibson. En sus formas más domesticadas, los arqueólogos luchadores (Indiana Jones), los espías eróticos (James Bond) o los hijos de Hércules maltratados por la oligarquía (Silvester Stallone o el replicante de Blade Runner) y tantos otros. Porque, es indudable, necesitamos héroes pigmeos para podernos sentir gigantes éticos.

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeVie 02 May, 2008 4:16 pm.

"Sobre el horror"


EDGARDO DOBRY
23/11/2002 - EL PAIS


La diferencia con cualquier escritor mediano que haya pasado por la militancia, la represión y el destierro es que Juan Gelman (Buenos Aires, 1930) se resistió a cualquier estética superficial del victimismo. Basta repasar sus libros del exilio europeo, donde la tragedia personal y colectiva no lo cerró, sino al contrario, al influjo de su encuentro con José Ángel Valente y la profunda lectura de los místicos castellanos y los poetas judeoespañoles. Gelman mostró entonces que el desgarro no puede nombrarse sino mediante alguna forma del extrañamiento.

Recién salido de una Argentina tomada por un régimen minuciosamente criminal, en cuya masacre habían caído un hijo suyo de 20 años, Gelman adoptaba las máscaras de Santa Teresa de Ávila, de San Juan de la Cruz, de Ibn Gvirol o Yehuda Aleví. Cuando ese "éxtasis" (es decir, ese "estar fuera") no ponía el acento en la persona, lo señalaba en la propia lengua. La cima de este recorrido es Dibaxu (1994), un difícil y bello ejercicio de recuperación del castellano medieval de los sefardíes. La importancia de Gelman radica, precisamente, en no haber sido nunca un poeta intercambiable.

En sus últimos libros, sin embargo, se esboza una ansiedad por referir el dolor sin mediaciones. De este modo, Valer la pena vuelve a plantear la cuestión de las posibilidades de la poesía después del horror; pero Gelman quiere, además, escribir sobre el horror, y así aparecen páginas acerca de El Vesubio y Automotores Orletti, sendos campos de detención durante la dictadura de Videla, entre 1976 y 1983. Más allá de las reminiscencias de Paul Celan, en estas páginas se confunde un poco la denuncia y su sublimación, el testimonio y su casi imposibilidad, hasta dar en lo que Gelman llama "el fracaso del corazón". Aparece entonces el riesgo del sentimentalismo, visible en cierta facilidad del neologismo: "Se amujera", "deslugar", "se tierniza", "apagación" o "despasión". Este último figura en varios pasajes, incluido este homenaje algo apresurado: "Gracias, compañero Cernuda, / gracias por recordarnos la nobleza humana / en este tiempo de la despasión".

Quizá Valer la pena necesite de una perspectiva de tiempo para comprender su alcance. Mientras tanto, conviene quedarse con los momentos en los que sigue inventando ritmos y formas, como esa rara corriente de consciencia que traza el poema más largo (El río) o como la capacidad para oír aún la voz sencilla y grande de Raúl González Tuñón: "Está quieta la tarde en el café. Pasa / la niña que pide y / se llama Marí...".

_______________________
Vivimos una realidad cambiante, intentamos adaptarnos como se mecen las algas al empuje del mar.
 

 

mensajeSab 24 May, 2008 11:27 am.

Václav Havel estrenó el jueves en Praga su nueva obra, 'Retirándose'. En 1989, dirigió desde un escenario la 'revolución de terciopelo', que acabó con la dictadura comunista y lo convirtió en el primer presidente democrático de su país.

Tras 20 años sin haber escrito una obra de teatro, Václav Havel estrena en Praga su nueva pieza, Retirándose (Odcházení). El teatro desempeña un papel significativo en la historia checa del siglo XX: en las postrimerías de los años sesenta, es en los pequeños teatros de Praga donde surge la primera reacción contra el estalinismo político y cultural dominante. Asimismo, en noviembre de 1989, son los actores quienes en sus teatros dan comienzo a la llamada revolución de terciopelo, que acabaría con 40 años de comunismo. Václav Havel participa en ambas rebeliones: en los sesenta, como dramaturgo que introduce en los escenarios checos obras cercanas al teatro del absurdo; a finales de los ochenta, como protagonista principal de la insurrección que dirige desde el céntrico teatro Laterna Magica. Y ahora demuestra que el teatro puede tratar también del papel del político en una sociedad democrática.


Retirándose es una obra autobiográfica. Su protagonista es un político e intelectual prominente, Rieger, que se retira de su cargo. Y como en las demás obras del dramaturgo checo, también aquí aparecen dos opciones para el protagonista que vive en un mundo de sutiles tentaciones que le pueden desviar del camino que él considera éticamente correcto. Una de ellas le ofrece el éxito político y mundano: llevar una vida llena de comodidades y hasta de cierto lujo rodeado de sus seres próximos; sin embargo, debería pagar el precio de esas satisfacciones con la pérdida de su identidad. La otra pasa por rechazar las ofertas poco éticas y quedarse al margen, abandonado hasta por sus más íntimos.

En Retirándose, Havel reflexiona sobre el papel del intelectual quien, según él, no debe "contemporizar": debe molestar, transgredir, permanecer en lo inclasificable. Su tarea no acaba nunca, como la de Sísifo, y al igual que el personaje mitológico, el intelectual se construye perdiendo.

Havel siempre ha puesto en práctica sus convicciones sobre el papel del intelectual en la sociedad: fue uno de los promotores de la Primavera de Praga en el 68, luego se convirtió en conciencia de su pueblo como portavoz de la Carta 77, en la que pidió libertad de expresión y el cumplimiento de los derechos humanos, y en ningún momento las abandonó durante los 12 años en que ejerció como el primer presidente democráticamente elegido de la era poscomunista de su país, según demuestra, además de con los hechos, en su autobiografía Sea breve, por favor, recientemente publicada en España.

Como las demás obras de Havel, Retirándose es una reflexión sobre la lucha del individuo por conservar su identidad que el poder impersonal intenta arrebatarle. En piezas anteriores, era el poder sin rostro de las dictaduras. Hoy, Havel pone en escena los múltiples poderes que mueven las democracias. A su vez, Rieger tiene las contradicciones de todo ser humano: héroe y cobarde al mismo tiempo, sincero pero también hipócrita, defiende su propia identidad y al mismo tiempo es el primero que la echa a perder. "Escribo obras pesimistas, crueles", admite Havel, "y a la vez me comporto de modo donquijotesco, soy un soñador eterno que lucha ingenuamente por sus ideales". Retirándose ha sido, desde su publicación, unánimemente aclamada como su obra maestra.


Monika Zgustova es escritora. Su última novela es La mujer silenciosa (Acantilado).

 

Big fan of this article, so well done for your efforts! 

mensajeLun 11 Nov, 2019 5:37 pm.

Loving this page sonrisa I suggest related sites such as this info, this url and this website, not to mention this info and this blog. Also worth checking out are sites such as this resource, this resource and this resource, not to mention this blog and this source and this blog, this forum and this page, not to mention this site and this page. Check out this site, this site and this url, not to mention this page and this page alongside forums like this blog, this resource and this website, not to mention this resource and this url and finally this forum, this article and this info as well as this page and this source. Don't forget this page, this forum and this source, not to mention this article and this info alongside pages such as this website, this source and this website. Moreover there's this website and this source and finally this page, this source and this resource. Moreover this website and this website are good too!

_______________________
[url=http://bps.biz.hr/forums/showthread.php?tid=124223] this forum[/url]
 

Very nice article, so thank you for your efforts! 

mensajeLun 11 Nov, 2019 8:31 pm.

Big fan of this forum sonrisa I suggest useful forums such as this forum, this blog and this blog, not to mention this forum and this blog. Also worth checking out are pages such as this website, this resource and this forum, not to mention this site and this info and this url, this info and this info, not to mention this site and this blog. Check out this url, this info and this info, not to mention this site and this page alongside pages like this site, this forum and this blog, not to mention this blog and this website and finally this site, this info and this page as well as this source and this source. Don't forget this source, this info and this resource, not to mention this website and this site alongside forums such as this resource, this page and this source. Moreover there's this url and this source and finally this article, this website and this source. Moreover this resource and this article are good too!

_______________________
[url=http://bps.biz.hr/forums/showthread.php?tid=124223] this forum[/url]
 

Big fan of this post, so big thanks for the time spent! 

mensajeVie 22 Nov, 2019 7:23 pm.

Big fan of this page sonrisa Can I suggest another related site- visit here or this see here about Mastiffs thanks!

_______________________
[url=http://bps.biz.hr/forums/showthread.php?tid=124223] this forum[/url]
 

me encanta la medicina 

mensajeJue 28 Nov, 2019 3:55 pm.

Hola! Pues lo que me gusta a mi es la medicina y todo lo que esta relacionado con ella. Por eso tambien compro los medicamentos en las farmacias online como esta: https://farmargrande.com/

Lo mejor es que se puede comprar medicamentos sin receta y por buen precio.

 

Very nice topic, so kudos to you for your efforts! 

mensajeLun 30 Dic, 2019 8:37 pm.

Love this forum sonrisa Can I suggest a useful articles such as directory on Mastiff types , it's great!

_______________________
[url=http://bps.biz.hr/forums/showthread.php?tid=124223] this forum[/url]
 

Very nice topic, so kudos to you for the time spent! 

mensajeJue 23 Ene, 2020 2:23 pm.

Alway reading this page sonrisa Btw, if anyone is interested in the newest tv streaming devices, I highly suggest a few useful forums such as dallas tv cast and free live stream tv , it's awesome! You may as well also try casting windows to television and samsung tv casting or even tv casting uk and mission impossible tv cast .

_______________________
[url=http://bps.biz.hr/forums/showthread.php?tid=124223] this forum[/url]
Pág. Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Cultura y espectáculos

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

Ana - Creo que me estoy enamorando de ti

(Un Conejo Sin Orejas)

Ver otras frases de cine