Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Bird

Compartir tema
Responder

  8,00 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

Bird 

mensajeLun 19 Jun, 2006 3:05 am.

imagen

Reparto-Patricia Herd, Johnny Adams, Don Starr, Damon Whitaker, James Handy, Natalia Silverwood, Al Pugliese, Charley Lang, Richard Zavaglia, Chris Bosley, Morgan Nagler, Samuel E. Wright, Arlen Dean Snyder, Sam Robards, Richard Jeni, Gretchen Oehler, George Orrison, Michael McGuire, Tony Todd, Tim Russ, Keith David, Billy Mitchell, Ann Weldon, Bill Cobbs, Penelope Windust, Joey Green, Anna Levine, Michael Zelniker, Richard McKenzie, Hubert Kelly, Karl Vincent, Alec Paul Rubinstein, Hamilton Camp, Richard Mawe, Duane Matthews, Forest Whitaker, George T. Bruce, Diane Venora, Jo De Winter, Matthew Faison, Lou Cutell, Steve Zettler, Slim Jim Phantom, Roger Etienne, Glenn Wright, Peter Crook, Tony Cox, Jason Bernard

Guionista-Joel Oliansky

Montador-Jack N. Green

Director-Clint Eastwood

Musica-Lennie Niehaus


En esta película dirigida por Clint Eastwood, gran aficionado al jazz y admirador de Charlie Parker, recoge con meticulosidad, rigor histórico y sin concesiones a la comercialidad la vida de un músico único y genial que arruina su vida y su personalidad a cuenta de las drogas. Gracias a esta película, un buen número de personas han podido descubrir a Charlie Parker y han terminado por acercarse a la música de este gran creador, un hombre que en solo diez años, dio al jazz un vuelco espectacular de 180º y lo hizo entrar en una nueva era. El ritmo, el caos, los aspectos referidos a la improvisación del beebop, se unen para crear una película dedicada a un genio del jazz como nunca antes habíamos visto. El clima creado por el director de fotografía Jack Green, sumado a la música de Parker, completan una atmósfera de los años 40 y 50 absolutamente única y real. El consumo desmedido de heroína entre otros problemas íntimos, su relación con Dizzy Gillespie y el ambiente jazzístico de la época, hacen de esta película una obra sumamente especial y única. El trabajo de Whitaker es genial y de enorme autoridad, destacándose la comodidad y soltura con las que desenvuelve en el saxo, actuación que le valió el premio a mejor actor en el Festival de Cannes en 1988. El director Clint Eastwood y Lennie Niehaus, su asesor musical en el film, utilizaron grabaciones propias de Parker, algunas de la colección privada de Chan Parker, luego separaron las pistas del saxofón, las limpiaron y remasterizaron digitalmente, las recombinaron con sesionistas actuales, y crearon una limpia, pura y nueva banda de sonido stereo. El amor por el jazz y la fascinación por los personajes solitarios, oscuros y errantes, junto con la pasión con que fue hecha la película, crearon Bird: una "romántica" visión (usando el término artístico) del mundo del jazz y de la vida de sus músicos.

Absolutamente se trata de una joya, una obra maestra de las que dejan marca, para siempre. A destacar la fotografía y las interpretaciones que, en su conjunción deliciosa, rasgan el aire y cortan la respiración. Increible.

_______________________
La sombra que siempre quisiste ser, la que nunca te acompañó...
 

 

mensajeLun 19 Jun, 2006 10:13 am.

yiz

6
Sexo:Sexo:Hombre

Lo que mejor recuerdo son las sesiones de Jazz en directo, en aquel garito. Daban una ensación de realidad, el mismo Wittaker, se mimetizaba pefectamente como saxofonista manejando el instrumento, viviendolo. Y la relación con Miles Davis, que siempre tuvo claro su destino, y la fuerza para superar todas las tentaciones destructivas que envuelven a los músicos.También la mujer de Parker, tiene una actuación magnifica de sensibilidad, ternura, delicadeza y energia.
Para un amante del Jazz es una pelicula imprescindible.

 

 

mensajeLun 19 Jun, 2006 10:17 am.

A mi me decepcionó mucho esta peli, esperaba más. triste

_______________________
ZAPATERO VUELVE A TU AGUJEROOOOOOOOOOOOOOO
 

 

mensajeLun 19 Jun, 2006 7:20 pm.

Harry

3
Sexo:Sexo:Hombre

Como me duele no haber visto esta película aun!Como aficionado al jazz y como admirador absoluto de Clint Eastwood.

Y es que los del País sacan una colección de DVD de Eastwood y editan "Firefox el arma definitiva" y en cambio Bird nada... El mundo al revés.

 

 

mensajeMar 08 Jul, 2008 11:30 am.

kuan-yiu

7
Sexo:Sexo:Mujer

No me esperaba nada de ella, bueno, es de Clint Eastwood y eso ya es algo, pero no me suelen convencer los biopics, así que la vi con serias dudas. Me gustó mucho lo directa que es, sin concesiones, sin esa pátina hiper-comercial que impregna este tipo de películas.
Lo mejor la música y la iluminación.

_______________________
Algún día me decidiré y pondré una frase ingeniosa, atrevida, impactante...
 

 

mensajeMie 09 Jul, 2008 6:07 pm.

Le falta un poco de tensión dramática a la película y el montaje no se lleva muy bien la primera vez que se ve, pero para los aficionados al jazz es simplemente una delicia, se nota que hay un gran aficionado a esta música tras las cámaras. La actuación de Whitaker digna del premio a la mejor actuación que se llevó en Cannes y la dirección de Eastwood magistral, tras casi 20 años dirigiendo películas nadie se lo había tomado en serio hasta que realizó este gran biopic que incluso llegaría a darle su primer Globo de Oro al mejor director, ahí es nada. Una lástima que tuvieran que pasar tantos años para que se le reconociera, pues en el camino dejó alguna que otra gran película como muy bien puede ser "El aventurero de medianoche", otra película donde por cierto también muestra su gran afición a la música. Un 8,5

_______________________
Hay magia cuando sigues luchando más allá de tu resistencia. La magia de darlo todo por un sueño.
 

 

mensajeVie 13 Mar, 2009 10:00 am.

Obra maestra absoluta.

El dolor de existir

Este filme sobre la vida del músico de Jazz Charlie Parker resulta, incluso para quienes han seguido con atención la obra de Clint Eastwood, inesperado y sorprendente. En primer término, porque Eastwood se había mostrado hasta ahora como un cineasta de aspiraciones más bien modestas (historias lineales referidas a personajes cotidianos, de los cuales extraía un velado heroísmo) y Bird es una película ambiciosa y de largo aliento; luego, porque este realizador formado bajo el alero de la escuela clásica y austera de Don Siegel, opta en esta oportunidad por una manera de narrar discontinua y elíptica, con permanentes saltos temporales y algunos recursos de montaje –el platillo de la batería que vuela por el aire- de los que se había abstenido rigurosamente en sus trabajos anteriores.

Estas no son las únicas sorpresas que nos depara Bird. Se trata también de una obra mayoritariamente interpretada por negros; que no cede a la tentación de idealizar un tiempo pretérito –la segunda post guerra- suerte de paraíso perdido para numerosas cintas recientes; que carece por entero de concesiones a las probadas recetas de éxito que se manejan en Hollywood; y, lo más importante de todo, es un filme emocionante y bien logrado.

Desde las primeras imágenes intercaladas entre los créditos, Bird cautiva al espectador con la precisión de los elementos de su puesta en escena y su sutil poesía, lejana de toda convención retórica. Vemos a Charlie Parker, de niño (interpretado por Damon Whitaker, el hermano menor de Forest), que toca una flauta cuyo sonido parece la prolongación dl canto de los pájaros. En el segundo plano, aparece ya adolescente practicando una melodía en su casa natal y, al siguiente, Charlie adulto (Forest Whitaker) ensaya con el saxo que iba a hacerlo famoso. En este insuperable ejemplo de rigor narrativo, con tres tomas en las que el diálogo está ausente, Eastwood define a su personaje y relaciona su talento con la naturaleza y la soledad.

Uno de los más notables méritos de Bird es la forma en que Eastwood articula los significados. Los acontecimientos de la dolida existencia de Parker están mostrados por el director en escenas autónomas, que se alternan en el tiempo de acuerdo a una estructura que pertenece menos al cine que a la música. Sin prisa ni redundancias, Eastwood construye en este Charlie Parker obeso y autodestructivo la fisonomía abstracta de la creación artística y la vinculación a una percepción dolorosa de la vida sin que el texto haga jamás la menor alusión al respecto. En este sentido, la falta de precisiones históricas –que tanto ha irritado a quienes esperan un almanaque de las películas basadas en personajes que existieron realmente- no se hace notoria. No importa en que año empieza la adicción de Parker a la heroína o en qué otro se casó con Chan (extraordinaria interpretación de Diane Venora). Eastwood, que sabe esto, vuelve difíciles de distinguir las distintas edades de Parker, apoyado por una iluminación que, ocultando los detalles de decorado que habitualmente destacan los filmes de época, desplaza el punto de atención de lo físico a lo moral. Lo que interesa es como el protagonista se desarrolla a partir de cada una de las situaciones que le toca vivir y como tales situaciones repercuten en su música, pues el sufrimiento es la soterrada musa de la inspiración de Parker.

No obstante y a pesar de los dramas concretos (la escena en que, estando en California con una amante millonaria, Parker recibe la noticia de la muerte de su única hija en Nueva York), el de Bird no es un sufrimiento puntual. Se trata más precisamente del dolor de existir, que Parker apenas puede mitigar con su arte y con la heroína. Esta idea compleja está expresada por Eastwood sin alardes, a través de la acumulación constante de pequeños sucesos y de una admirable economía de recursos. Por eso, cuando al final del filme aparece un título que dedica Bird a los músicos del mundo entero, la emoción arrebata al espectador, que ata en ese momento los cabos y percibe la universalidad que esconde este conjunto en apariencia disperso y en el fono indisolublemente unido. Como tantos otros héroes del cine eastwoodiano, Charlie Parker es un sobreviviente, un luchador solitario nacido en un tiempo ya ido, y, al mismo tiempo, un ser que anhela encontrar una paz que le ha sido negada recurrentemente.

Bird expone asimismo una mirada silenciosa y desencantada sobre la sociedad norteamericana. Mediante la marginación que debe soportar Parker, Eastwood denuncia los prejuicios y las limitaciones que se ocultan tras el ideario democrático de su país. Una postura impensada de parte de un fervoroso republicano, pero plenamente reveladora de la medida en que el director es solidario con su personaje.

Aun a riesgo del lugar común, es imposible cerrar un comentario acerca de este filme excepcional sin hacer alusión a la también excepcional actuación de Forest Whitaker. Con su corpulencia y su párpado caído, Whitaker entrega toda la fragilidad interior de Charlie Parker. La escena en que muere ante un televisor que transmite un banal show musical constituye no sólo el conmovedor desenlace de una vida predestinada; es el final de un tiempo de valores más honestos e igualmente una demostración de desesperación y grandeza que la convierte en inolvidable.


Fuente: Link

_______________________
"Huesos rotos, botellas rotas, todo esta roto"
 

 

mensajeLun 20 Feb, 2012 9:17 pm.

Ienaga

6
Sexo:Sexo:Hombre

theocsummer escribió:



Desde las primeras imágenes intercaladas entre los créditos, Bird cautiva al espectador con la precisión de los elementos de su puesta en escena y su sutil poesía, lejana de toda convención retórica. Vemos a Charlie Parker, de niño (interpretado por Damon Whitaker, el hermano menor de Forest), que toca una flauta cuyo sonido parece la prolongación dl canto de los pájaros. En el segundo plano, aparece ya adolescente practicando una melodía en su casa natal y, al siguiente, Charlie adulto (Forest Whitaker) ensaya con el saxo que iba a hacerlo famoso. En este insuperable ejemplo de rigor narrativo, con tres tomas en las que el diálogo está ausente, Eastwood define a su personaje y relaciona su talento con la naturaleza y la soledad.


Fuente: Link


No sé quién es el responsable, si Oliansky o Eastwood; pero las elipsis del principio son una maravilla. Otra vez: el ingenio.

Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

-Estoy preocupado por él... porque yo sé que la gente puede morirse de amor.

(La cena de los idiotas)

Ver otras frases de cine