Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

El pequeño salvaje

Compartir tema
Responder

  6,40 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

El pequeño salvaje 

mensajeJue 19 Oct, 2006 12:25 pm.

imagen

TITULO ORIGINAL L'Enfant Sauvage

AÑO 1969

DURACIÓN 85 min.

PAÍS Francia

DIRECTOR François Truffaut

GUIÓN François Truffaut & Jean Gruault (Obra: Jean Itard)

MUSICA Antonio Vivaldi

FOTOGRAFÍA Néstor Almendros

REPARTO Jean-Pierre Cargol, François Truffaut, Jean Dasté, Françoise Seigner, Paul Villé, Claude Miller

PRODUCTORA Les Films du Carrosse

Sinopsis: Basado en hechos reales acontecidos a finales del siglo XVIII, narra el proceso de la educación de un niño que creció fuera de todo contacto con la civilización. Una de las películas más aclamadas de Truffaut.

Crítica: A modo de documental Truffaut logra conmovernos con la perseverancia que tiene un doctor encargado de domesticar y educar a un niño salvaje hallado en el bosque. Un 8/10

 

 

mensajeJue 19 Oct, 2006 3:47 pm.

Ufff, la vi en clase, hace como 4 años, y entre que el vhs era una caca, la tv estaba más payá que pacá, la recuerdo aburrida y sin el menor interés, ya digo que quizá la pelicula no tenga la culpa, sino en las circunstancias en las que la vi. confundido

_______________________
"You're a V.I.P in Earth, I'm a V.I.P in Heaven" - CHRISTIAN BALE RULES!!!
 

 

mensajeJue 19 Oct, 2006 8:28 pm.

Nos la puso el profesor de filosofía del instituo, no sé muy bien con qué oscuras intenciones, el caso es que la película me atrapó de principio a fin y guardo un recuerdo especialmente agradable de ella, al igual que el caso anterior era en vhs y en unas condiciones que déjamelas estar, cosa que no empaña su calidad, un 8.

_______________________
In this country a woman gives birth every 15 min Our job is to find that woman and stop her.
 

 

mensajeJue 19 Oct, 2006 9:56 pm.

Una película con un desarrollo muy francés, que te se hace pesada. Bastante irregular. triste

 

 

mensajeJue 19 Oct, 2006 10:19 pm.

Grandísima pelicula de Truffaut, guardo muy buen recuerdo de ella. Todavía resuena en mi mente la banda sonora del film, es muy buena. Es de las mejores películas del genio francés. Para nada se hace pesada, es muy muy recomendable. Y eso si, para ver en un buen formato y en cine si es posible.

_______________________
DANCING KID: ¿Te ayudo a hacer el equipaje? VIENNA: Tiré los baules cuando llegué a este lugar.
 

 

mensajeJue 19 Oct, 2006 11:56 pm.

Biysk

5
Sexo:Sexo:Hombre

Emblemático título del director francés, para mi gusto de lo mejor que tiene junto con Los cuatrocientos golpes.

Si alguien tiene interés en conocer la historia real en la que está basada la película la puede encontrar en el libro “ Los niños selváticos “. Alianza Editorial Lucien Malson, Jean Itard.


.

_______________________
Nikos Kazantzakis "No espero nada, no temo nada, soy libre"
 

 

mensajeVie 20 Oct, 2006 12:18 am.

Para el mio de lo más flojo, aunque llega un momento que todas sus pelis son más o menos así; Truffaut terminó convirtiéndose un poco en lo que él criticó tan vehementemente (y algunos de sus antiguos compañeros de Cahiers se lo echaron en cara).

 

 

mensajeSab 21 Oct, 2006 2:07 pm.

lutecia

3
Sexo:Sexo:Mujer

Nunca olvidaré su manera de beber mirando por la ventana. La primera vez que la vi era muy niña, la vi en la tele, y recuerdo que mi madre se echó a reír y dijo "tu por las mañanas también lo haces" y fue muy especial para mi. Todos los niños son un poco salvajes...

Y ese final

Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
el maestro aparentemente inflexible "mañana retomaremos las clases..." y ese cruce de miradas...

 

 

mensajeSab 21 Oct, 2006 5:41 pm.

lluvia76

3
Sexo:Sexo:Mujer

Yo la vi hace muchos años cuando era pequeña y me maravilló la película, me pareció muy entretenida y con un argumento muy atractivo. Tendría que volver a verla ahora.

Creo que fue la segunda película de Truffaut que vi, la primera fue La novia vestía de negro y se convirtió en uno de mis directores favoritos.

 

 

mensajeSab 02 Dic, 2006 12:22 am.

Coketti

6
Sexo:Sexo:Hombre

Es agradable de ver, cortita, no tiene una pretensión filosófica (ni de ningún otro tipo), pero ayuda a reabrir jugosos debates sobre civilización vs natura, y eso siempre es de agradecer (vaya, quizá eso ya sea una pretensión filosófica xD).

No sé, a mí siempre me olió a chamusquina aquello que decía Rousseau de que "el hombre es bueno por naturaleza: es la sociedad la que lo corrompe". Jamás he creído en una fuerza interna reguladora de nuestros actos (a bote pronto, almas y demás): siempre he tirado más por eso de la moral como algo aprendido, adquirido, heredado culturalmente (y por tanto, desechable como una maquinilla de afeitar). Por lo visto, la película está basada en un hecho que tuvo lugar en Francia en el siglo XVIII, así que verla puede ayudar a enfocar mejor el problema contemporáneo de los niños salvajes, crecidos en ausencia de otros humanos, rodeados de hostilidades, bien lejitos de nuestra civilización aséptica, tecnológica y protectora.

Y precisamente tras ver la peli he tenido que confeccionar un pequeño comentario para clase, a ver si no os morís del asco y podemos tener algún debatillo sonrisa :

El pequeño salvaje cuenta la historia de un niño, abandonado por sus padres en un bosque francés a finales del siglo XIX, y que es apresado por unos cazadores. El suceso se convierte en noticia, que pronto llega a oídos del doctor Jean Itard. Éste pone todo su empeño en educar, socializar a Víctor, el pequeño salvaje. Poco a poco, no sin esfuerzo, se logra un mínimo comportamiento civilizado: escritura, reconocimiento de objetos, aprendizaje de rutinas básicas como andar en una postura correcta o vestirse, empleo de instrumentos simples, etcétera.

Esta historia sucedió en realidad. De hecho, el médico Jean Itard tuvo su importancia en el mundo de la medicina. Universalmente conocido como el padre de la otorrinolaringología, se dedicó al cuidado de niños sordomudos, confiando en que el poder de la educación podía moldear hasta a la mente de más difícil acceso.

El niño de L’Aveyron (Víctor) supuso un reto de lo más estimulante. En este caso, no sólo se trataba de alguien con algún tipo de disfunción sensitiva (como ya se verá más adelante), sino también de una persona que había vivido en un entorno hostil, asocial, sin contacto con otros miembros de su especie. Esto evitó la formación de una personalidad compleja, y el organismo entero acabó acostumbrándose al duro reto que supone para un niño el desenvolverse día a día, rodeado de fauna salvaje.

Al encontrarse perdido en la jungla, el pequeño Víctor fue filtrando sus habilidades y potencias, dejando atrás lo superfluo, lo civilizado, y fomentando lo meramente adaptativo. En la película, es el maestro de Itard quien cuestiona la integridad psíquica del pequeño salvaje: le llama anormal. Ahora bien, la pregunta es: ¿le abandonaron sus padres por serlo, o fue la vida en la naturaleza la que inhibió sus capacidades mentales?

Sea como fuere, es innegable que lograr sobrevivir en esas condiciones, y más siendo tan joven, es todo un mérito. Víctor no era una persona cultivada, pero sí ágil y con destreza. No habla, ni oye los sonidos fuertes: además tiene el tacto “duro”, siendo éste el sentido mejor desarrollado en los humanos. Pero todo esto no responde a una invalidez patológica: al contrario, es consecuencia del proceso de supervivencia: la voz no le sirve en un entorno en el que Víctor está completamente solo, los sonidos que realmente le importan son los de bajo volumen (como el cascar de una nuez - o la rotura de una ramita en la hojarasca), y el tacto necesariamente ha de endurecerse en un lugar donde predominan las texturas cortantes y no existe ropa que valga.

En cuanto es apresado, el pequeño salvaje se mete de golpe en un mundo protector, tecnológico, con barreras entre el hombre y la naturaleza: pese a ello, dentro de este nuevo mundo predominan los instintos viles (vemos a un grupo de niños perseguir y humillar al pequeño Víctor, en sus primeros días en la civilización). Pese a los inconvenientes, el doctor Itard es quien inserta al pequeño Víctor en la sociedad… pero para ello, es esencial tener una educación.

¿La necesita realmente? Él no la pide, desde luego. El pequeño Víctor vivía en un hábitat concreto, y forzosamente se ve envuelto en otro diametralmente opuesto. No tiene padres, ni familia, tan sólo al doctor encargado de su tutela y a la criada de éste. Estas dos personas deciden en su formación como persona, como ciudadano. Desgraciadamente, Víctor ha perdido la oportunidad. Es demasiado tarde para intentar llegar a ser algo más allá de una anécdota, de una curiosidad científica. Vivir en sociedad no soluciona nada: el pequeño salvaje ha pasado de un mundo de lobos a otro.

Aun así, el doctor Itard lo intenta. Quiere demostrar que la educación puede llegar a cualquier persona, independientemente del contexto socio-cultural. Además, cualquier avance que se produzca en un caso tan excepcional como el del pequeño salvaje, será considerado un éxito. Víctor consigue vocalizar, reconocer objetos, andar recto, comer con cubiertos… El cambio es importantísimo. Incluso llega a reconocer su propio nombre. Nadie garantiza que su capacidad de aprendizaje, oxidada (o por lo menos, ralentizada) debido a su larga estancia en lo salvaje, dé a la sociedad a alguien brillante. Pero cada día que pasa, Víctor se encuentra más cerca de su formación. Y, como para todos los mortales en todo lugar y época, “se reanudará la lección mañana”.

Ya ha quedado explicado antes que el pequeño salvaje no es una criatura inferior ni superior. Simplemente ha desarrollado unas habilidades determinadas, útiles en su contexto cotidiano, en detrimento de otras más humanas, más “trascendentes” con respecto a lo terrenal, a lo sucio y acechante. Pero pese a la máscara, es imposible olvidar los orígenes propios. Es por ello que Víctor contempla anhelante el campo, a través de la ventana. Allí hay multitud de peligros, pero también en la ciudad hay ojos que acechan, que observan, que desnudan.

Tras su frustrado “regreso a casa”, Víctor comprende que el bosque se aleja poco a poco. Pero tampoco es suya la ciudad, y el camino es largo. La siguiente etapa se reanudará mañana, parece advertirle Itard. Y entonces, los ojos de ambos se cruzan. Los del alumno y los del maestro. El joven no comprende muy bien qué es lo que sucede… y posiblemente el adulto comparta la misma cantidad de ignorancia, pero en distinto grado, como a través de un espejo.

¿Existe acaso una fecha límite para formarse como persona? Víctor inicia dicho camino en torno a los doce años. Un poco tarde tarde, pero incluso alguien centenario puede aprender algo en sus últimos días, algo que contribuya a formarle. Poco importa la edad, la presteza, la competencia intelectual: la personalidad es algo que se forja día a día, y que al morir, permanece incompleto. Ser persona, en el sentido ideal de la palabra, es precisamente eso, una ilusión: nadie se levanta un día de la cama, con todos los juicios correctamente madurados, con todo el conocimiento cultural, enciclopédico, empírico, asimilado en grandes “libros mentales” que permanecerán ahí para siempre, intactos, perfectos: hay niños sorprendentemente respetuosos, y adultos increíblemente asilvestrados. Puede que, después de todo, el término “persona” no deje de ser una máscara más, un eufemismo, una palabra cotidiana que esconde una mentira inmensa, salvaje, histórica.

_______________________
I'm not here. This isn't happening.
 

 

mensajeVie 08 Dic, 2006 8:55 pm.

Al principio parecia un poco pasada, pero te va enganchando poco a poco y al final admiras al educador y al niño. La frescura y autenticidad de la relación. Te queda la calidad humana de dos seres pertenecientes a mundos distintos

 

 

mensajeJue 12 Sep, 2013 10:23 pm.

imagen

Hubiese preferido
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
que cuando se escapa no hubiese vuelto a la casa. ¿ Por qué hay que socializarlo, enseñarle nuestro modo de civilización, si él es feliz en la naturaleza, no se muere de hambre y hace ahí su vida ?. Otra cosa en la que estaría de acuerdo es cogerlo, y si tiene enfermedades, pues curarlo, pero estaba bien de salud, así que no veo motivo de inculcarle nuestras costumbres
8

Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

Hay algo mejor que la aguja, elige la vida.

(Trainspotting)

Ver otras frases de cine