Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

El crack

Compartir tema
Pág. 1, 2  Siguiente Responder

  8,00 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

El crack 

mensajeLun 30 Oct, 2006 1:38 pm.

Quint

3
Sexo:Sexo:Hombre

EL CRACK

Título original: Crack, El
Año: 1981
Duración: 119 min.
Género: Cine Negro
COLOR


Sinópsis:
Un detective, ex policía, recibe el encargo de encontrar a la hija de un poderoso terrateniente de León. En su búsqueda, el detective Areta descubre a través del novio de la chica que ésta huyó de casa al quedarse embarazada y después de que su padre tratara de obligarla a abortar. A partir de entonces el detective es presionado para que abandone el caso, si bien él proseguirá la investigación.


Reparto:
Alfredo Landa
Maria Casanova
Jose Bodalo
Maria Casanova
Alfredo Landa

Dirección:
Jose Luis Garci
Jose Luis Garci

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Genial homenaje de Garci al cine negro clásico, con un Alfredo Landa que demuestra otra vez por qué es el mejor actor español. Un film que respira cinefilia por los cuatro costados y al cual, pese a hacer ya tiempo que no le dedico un nuevo revisionado, no tengo reparos en considerar muy memorable. Atención al inicio - tanto de esta, como de la segunda parte, ''El Crack Dos'' - , totalmente mítico.

Saludos!

_______________________
Eastwood fan : ''You are the greatest, Clint''
 

 

mensajeSab 28 Abr, 2007 9:58 am.

Sinceramente pienso que es la mejor película del cine negro español (que al menos yo haya visto), una obra maestra de Garci. Alfredo Landa está magnífico, y poco que mas que decir, que cualquier cinéfilo debe verla, un 8,5.
P.D: ojo a cuando Garci enfoca un cine a Nueva York en el cual se proyecta "Toro salvaje", no creo que sea casualidad

_______________________
Hay magia cuando sigues luchando más allá de tu resistencia. La magia de darlo todo por un sueño.
 

 

mensajeMar 01 Dic, 2009 5:07 pm.

deja-vu

3
Sexo:Sexo:Hombre

De lo mejor que se ha hecho en el cine español en general.
Un homenaje en toda regla al cine negro pero en vez de jugar al poker y beber whisky, juegan al mus y toman cognac. Alfredo Landa magistral y su elenco de secundarios no se queda corto. De entre estos me quedo con el barbero "neoyorkino". Esos paseos melancólicos por el Madrid post transición adornados por una fabulosa música no tienen precio.

Espero que la gente vaya descubriendo esta obra de arte y que no se quede olvidada en el tiempo. Quizá la figura de Garci genere controversia, a mí me encanta en su faceta televisiva, y tal vez por eso me haya costado tanto tiempo en decidirme a verla. pero fue fue ponerla y engancharte a la película con la genial escena de Landa en el restaurante de la gasolinera.

He de decir también que es la primera de Garci que veo. Espero que sigan la línea o, al menos, se acerquen porque con esta he disfrutado una barbaridad

Nota: 9

 

 

mensajeMar 01 Dic, 2009 6:42 pm.

Masterpiece española por los cuatro costados, con un Landa inmenso como German Areta, que nada tiene que envidiar a Philip Marlowe guiño cool
A destacar también a ese pedazo de actor que es Miguel Rellán bueno

Mítico inicio y
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
supermítica la muerte de la niña con la explosión sorprendido , sonido que usé en uno de mis cortos por cierto
vergonzoso

Un merecidísimo 10 cool

 

 

mensajeMar 01 Dic, 2009 7:36 pm.

Probablemente mi película española favorita.

 

 

mensajeMie 02 Dic, 2009 12:14 am.

deja-vu

3
Sexo:Sexo:Hombre

Me ha sorprendido que con lo bien que está considerada esta película hubiese tan sólo un comentario antes del mío. ¿a qué créeis que se debe?
- a que no la haya vistomucha gente
- a la controvertida figura de Garci
- a que no guste. Cosa que no creo


Pienso que el tiempo no le ha hecho mella pero quizá en España no esté muy bien considerado el cine de la época.

 

 

mensajeMie 02 Dic, 2009 1:01 am.

deja-vu escribió:
Me ha sorprendido que con lo bien que está considerada esta película hubiese tan sólo un comentario antes del mío. ¿a qué créeis que se debe?
- a que no la haya vistomucha gente
- a la controvertida figura de Garci
- a que no guste. Cosa que no creo

Pienso que el tiempo no le ha hecho mella pero quizá en España no esté muy bien considerado el cine de la época.


El "caso Garci" es algo muy interesante. Últimamente, en realidad desde que vi en un corto espacio de tiempo El Crack, Asignatura pendiente, Volver a empezar y El Crack 2, me he interesado muchísimo por este infravaloradísimo director.

Recordemos que El Crack es su cuarto largometraje tras la exitosa Asignatura pendiente, Solos en la madrugada y la muy interesante Las verdes praderas. No he encontrado demasiado bibliografía al respecto pero Garci ya era un director respetado entre los profesionales cuando en el invierno de 1980 empezó el rodaje de la mejor película de cine negro de la historia del cine español.

No he leído muchas críticas de la época, pero al parecer el éxito de ésta fue la que provocó una segunda parte, que si bien contiene tres o cuatro escenas memorables (principalmente el inicio en el aparcamiento, la escena de Miguel Rellán en el cine con los dos matones o la conversación final con Arturo Fernández) es en muchos aspectos inferior a su predecesora.

Así que el argumento de "no la ha visto mucha gente" es ambiguo. ¿Qué gente? Claro que las nuevas generaciones no la han visto, pero seguro que cualquiera que tuviera entre 25 y 40 años en 1980 conoce la película. Si no hubiera sido tan "famosa" no habrían rodado ésa segunda parte innecesaria (aunque accesoria).

En lo de Garci empezamos a hondar más en la verdad. Desde, aproximadamente, 1994 cuando dirige Canción de cuna y empieza con todo el cine ambientado en la posguerra (o antes, como El abuelo) que es también cuando se inicia la programación en televisión de su programa "¡Qué grande es el cine!".

Sus amistades derechistas, así como el hecho de que sus películas se estrenen en círculos casi privados para que puedan optar a los Oscar (recordemos que fue el primero director en ganar un Oscar para España) ha alimentado la manía de muchos hacia un cine que a mi me despierta mucho respeto y que he disfrutado.

Y encima ahora la polémica con Dos de mayo, la fallida película sobre el levantamiento que financió Esperanza Aguirre, cosa que por alguna razón nadie le perdonará jamás. Supongo que éste es otro motivo para que nadie quiera ver nada que "huela a Garci".

¿Por qué no hay tanta gente que ha visto El Crack?
Quizás porque no ha coleado tanto como otras, aunque entre el mundo cinéfilo es bastante conocida y discutida. Además de ser la primera conversión de Landa de bufón a actor.

Si no os importa, colgaré aquí un artículo que escribí acerca de El Crack.


El Ídolo de Barro escribió:

EL HÉROE SILENCIOSO

(El Crack – José Luis Garci, 1981)


1. El clasicismo como innovación

Uno de los grandes aciertos del cine de José Luis Garci, que es también el aspecto más discutido y en ocasiones también infravalorado, es su apuesta por el clasicismo formal y la sencillez en su puesta en escena. El Crack, rodada en el invierno de 1980, no obedece al estilo de su generación, unos rebeldes setentas ya en decadencia; tampoco responde a los cánones del panorama patrio (donde se fundían torpemente El crimen de Cuenca [Pilar Miró, 1979] o Los santos inocentes [Mario Camus, 1984] con el cine de destape y el humor de Pajares y Esteso) sino que se retrotrae al cine negro norteamericano de los años treinta y cuarenta, una pirueta generacional que, como tantas veces se ha demostrado (hoy día tenemos como gurú de este estilo a un trasnochado Clint Eastwood)procura perdurabilidad a la obra. Si bien se puede achacar a los escenarios el que la película no envejezca debidamente, no es sino por su localismo. Cada vez hay menos gente familiarizada con los combates de boxeo, las barberías antiguas o las máquinas del millón en los bares. Sin embargo son también estos detalles los que dan carácter a la película.
En ese sentido, Garci se despega de sus compañeros de generación con la bandera del clasicismo como innovación. Así tenemos en El Crack una historia de detectives clásica en el mejor sentido, siguiendo la línea marcada por El halcón maltés [John Huston, 1941] o Laura [Otto Preminger, 1944]. Pero al contrario de lo que hizo Roman Polanski con Chinatown [1974]Garci ambienta su revisión del cine negro clásico en el Madrid de finales de los setenta, y lo remarca continuamente.
Algunos acusarán el clasicismo como gesto de pereza. Aunque la historia es universal y atemporal, Garci radiografía el Madrid de finales de los setenta sin caer jamás en el sensacionalismo del cine quinqui ni en los artificiales claroscuros del cine policíaco barcelonés, todo sea dicho desde el respeto y la admiración por ambos subgéneros.
Garci compone su film a base de cuadros (en ocasiones no muy lejos de cuadros costumbristas, hasta cierto puntos calcos de las mejores láminas de Antonio López) sin caer en el provincionalismo ni, aunque puedan acusárselo, en el convencionalismo, aunque sólo sea por su ritmo calmado pero excitante al potenciar los planos largos y las acciones calmadas en una película de detectives, donde toda la violencia es por tanto más impactante por imprevisible, a pesar de que de un momento a otro sabemos que alguien disparará una bala.

2. Panoramas narrativos

Todos los detalles que remarcan y reafirman la época y el lugar vienen dados por una sobreexposición de planos de situación, recurso dramático que en ocasiones es imprescindible e incluso interesante, pero que aquí adquiere una nueva dimensión, más allá de su vano pragmatismo.
En una película con tantos silencios (excepto siempre que aparezca en escena el magistral Miguel Rellán)el resto de matices del argumento, cada motivación y virtud de los personajes está claramente detallado en la fotografía, que como ya hiciera en Volver a empezar [1982] es muchas veces excesiva para un público profano; sin embargo ésas imágenes ayudan a ambientarnos y a subrayarnos el clima en el que respiran los personajes, aprovechando para ello fotografiar con atino y buen gusto un Madrid que probablemente ya no exista, o que incluso nunca ha existido, confiriéndole el rol de otro personaje, el del titiritero que provoca los conflictos y que ayuda a los personaje a deshacer los entuertos.
En el último acto, los personajes se trasladan a Manhattan, donde Garci tuvo problemas para rodar en la calle (entre otros pormenores clásicos en los rodajes cinematográficos) por lo que no nos inunda de tantos planos expositivos ni de situación por meras dificultades logísticas, nunca porque no tenga la intención. Hasta cierto punto podemos comparar el montaje de panoramas madrileños con la celebrada introducción de Manhattan, dirigida por Woody Allen sólo un año atrás.

3. El fin del “Landismo”

A pesar de los recursos narrativos, la puesta en escena clásica, el estilo americano y la sobreexposición de planos, de los que ya hemos hablado hasta la saciedad, El Crack es fundamentalmente una película de personajes.
El cine negro siempre ha tenido un McGuffin, como lo denominó Hitchcock, que generalmente era una acción (un robo, un asesinato...)que daba pie a una historia a veces de acción, a veces de suspense. No fue prácticamente hasta Perdición [Billy Wilder, 1944] que los personajes lograron el mejor puesto en la trama: sus oscuras motivaciones, los mezquinos devaneos del deseo, los terribles caprichos de las femme fatales, etc.
Y el personaje principal es, claro, Alfredo Landa. Germán Areta, alias “el Piojo”, es un ex policía que ahora se dedica a la investigación privada. Un tipo serio y calmado al que no le cuesta usar la violencia o intimidar a su interlocutor, siempre que sea en beneficio de su trabajo.
Y sí, éste personaje está interpretado por el bufón de los setenta, el fundador del “Landismo”, uno de los géneros que más ha contribuido a enriquecer la industria y a la vez una de las que menos ha contribuido a enriquecer el panorama cultural patrio.
Landa compone a su personaje con retazos de Humphrey Bogart e incluso del Alain Delon de El silencio de un hombre [Jean-Pierre Melville, 1967] por tanto coloca una pieza más en el puzzle de silencios y hieratismo que se ha estado configurando fotograma a fotograma.
Afortunadamente Garci nos deja relajarnos con las intervenciones de personajes parlanchines y extrovertidos como el barbero Rocky, que no ceja en explicarle a Areta sus aventuras en Brooklyn y yendo al Madison Square Garden a ver boxear a Rocky Marciano o el incombustible Miguel Rellán como “el Moro”, un joven carterista que ayuda a Areta en sus investigaciones y que tiene su particular forma de explicar las cosas.
Éstos personajes ayudan a relajar la tensión acumulada, esa rigidez que se proyecta en los rasgos de Areta/ Landa. Pero jamás llegarán al error de ser esos “secundarios graciosos” que desafortunadamente han proliferado en los thrillers posteriores.
Cuando nos sumergimos en las andanzas de Areta descubrimos que el argumento (cabe mencionar que bastante típico) no es más que el engranaje en el que colocar a todos esos personajes para que interactúen entre ellos, una vez más la ciudad es el titiritero que mueve los hilos.
Con esta película Landa da por finalizado el “Landismo” y es capaz de interpretar a un héroe silencioso. Silencioso y enamorado.

4. La trama, vehículo inerte

Es inconcebible una película de cine negro sin una mujer, “siempre hay una mujer” era la regla de Dennis Potter en The Singing Detective. En este caso tenemos a María Casanova, a medias el mejor y el peor error de cásting de toda la película. Casanova interpreta a una enfermera que trabaja en una triste residencia de ancianos; es una mujer divorciada y con una hija, más de treinta años, no excesivamente guapa, una persona de vida anodina y sencilla, para nada un personaje principal del cine negro.
Y aquí Garci vuelve a tirar de ésas sorpresas que no dudo que para él no lo sean, colocando a Casanova como la novia fiel de Germán Areta.
Landa da aquí otra muestra de su infinita capacidad interpretativa para papeles serios, o al menos con enjundia, mostrando al frío y calculador “el Piojo”, detective privado, y al familiar, enamorado y padrastro Germán Areta.
Sus escenas con Mónica Emilió, la niña que interpreta a Maite, son ante todo ternura, a veces demasiado edulcoradas, cosa que no falla en Garci, aunque sólo sea para volver a sorprendernos a mitad de la película cuando el personaje de Maite sea asesinado en una explosión en un coche, perpetrada por los enemigos de “el Piojo”.
Y tras persecuciones, investigaciones, llamadas telefónicas, interrogatorios y disparos, el Crack, “el Piojo” inyecta acción y nervio a la cinta impulsado por la sed de venganza, lo cuál culminará con un final a todas luces fatal y siniestro, pero sin mostrarnos jamás ni una sola gota de sangre.
Y así, tan seco como aparenta su alma, Germán Areta se alza como el héroe silencioso y enamorado, medio rufián, medio romántico, traicionado y vengativo, deambulando por las frías calles madrileñas sin saber que su andar es un paso más allá en el cine negro español. Y que posiblemente nada volvería a ser igual.
Sólo en el último plano uno es consciente de que la trama, los diálogos y el argumento no eran más que un mero vehículo, al igual que las panorámicas, para dibujar a éstos personajes y contar historias crudas, como es habitual en el cine negro pero en un contexto y de una forma nada habitual en el cine negro, e inconvencional per se, cosa en la que Garci es un maestro. Un retrato, con la oscuridad de Goya, con la trágica autorreflexión de Rembrandt y con ese aura a fatalismo tan típica de Welles o Nicholas Ray empapando cada fotogramas, sitúan, a mi parecer, a El Crack en un puesto elevado entre las mejores películas de cine negro jamás rodadas en Europa. Aunque sólo sea por ser de las pocas películas que han reflexionado con más acierto y sin caer en la burda imitación sobre su propio género y sobre el cine, en general, igualada en éste sentido por poco junto a Tengoku to jigoku (El infierno del odio) [Akira Kurosawa, 1963], aunque haya cinéfilos y cinéfagos que nunca aceptarán tal comparación. La respuesta está en la película, como siempre.

El Ídolo de Barro
Barcelona, 13 de Agosto de 2009

 

 

mensajeMie 02 Dic, 2009 2:45 pm.

deja-vu

3
Sexo:Sexo:Hombre

Se agradece tu artículo Idolo de Barro. Muy bueno.

Una pequeña corrección sin importancia: la película es Sangre de Mayo no Dos de Mayo

 

 

mensajeMie 02 Dic, 2009 5:46 pm.

deja-vu escribió:
Se agradece tu artículo Idolo de Barro. Muy bueno.

Una pequeña corrección sin importancia: la película es Sangre de Mayo no Dos de Mayo


Jajajajaa es verdad...

Y aprovecho para decir que, si bien ésta no la he visto, recomiendo la notable Luz de domingo. Su film anterior, donde además Alfredo Landa recrea a una especie de Crack de principios de siglo XX obsesionado también con Nueva York.

 

 

mensajeSab 31 Jul, 2010 4:19 pm.

Bigman

5
Sexo:Sexo:Hombre

Genial... Una de las mejores pelis del cine español. Alfredo Landa enorme y se me ha quitado la manía que tenía a Garci.

_______________________
¡Que dice! Familia...
 

 

mensajeMar 06 Mar, 2012 8:39 am.

En la entrevista que incluye el DVD Garci afirma que hizo esta película porque siempre le había gustado el cine negro y le encantaba todo el que se había realizado en España, del que da dos buenos ejemplos, "Apartado de correos 1001" y "Los ojos dejan huellas". Personalmente creo que se quedó algo por debajo de estas dos obras (y de alguna más), pero sí realizó una gran película, con enorme fuerza dramática, un guión interesante (en el que me sobra todo el royo del boxeo y esa obsesión por N.Y.) y una estupenda dirección de actores. Landa, genial!

Pdta:
Por cierto, puentecitor, tambien le dedica un largo plano a un cine donde se emite "Viernes 13"...tampoco será casualidad.

_______________________
9-1=0
 

 

mensajeMie 07 Mar, 2012 11:46 pm.

Puestos a comparar cine negro (en los 70 ya no se hablaba de negro, sino más bien de policíaco, o, incluso, ya, de thriller) español, me parece que El crack no admite comparación con las dos de Urbizu (la Caja y No habrá paz...), o incluso, hasta con Celda.


Los diálogos de Garci de aquellas pelis de aquellos años (porque no he visto las recientes) vistos desde hoy, parecen forzados, metidos con calzador (como esas series de TV donde en el menor tiempo posible hay que decir las cosas más graciosas que se les ocurran a los guionistas), como si quisiera expresar todos sus conocimientos o sus opiniones sobre, boxeo, por ejemplo (las insoportables conversaciones de Areta con el peluquero sobre Joe Louis) y aprovechara la primera oportunidad para meterlos como fuera. No ayudan tampoco demasiado a la narración, parecen una floritura autocomplaciente del director.

Me llama la atención ( y no me gusta) esa incontinencia verbal de sus personajes, en el Crack, o en Asignatura Pendiente

Me parece que esas películas envejecen muy mal, por mucho clasicismo que quisiera meterle.

 

 

mensajeLun 07 Ene, 2013 3:36 pm.

Alfredo Landa haciendo de Harry el Sucio es lo más grande que ha hecho este hombre, igualando al segundo al mando del comando republicano en la mejor película del cine español (ahí queda eso). Ah, cuánto podría enseñar Garci a los "directores" españoles actuales...

_______________________
Reseñas de cómics y películas: http://vyf.blogspot.com/
 

 

mensajeLun 07 Ene, 2013 5:03 pm.

Ienaga

6
Sexo:Sexo:Hombre

La segunda es muchísimo mejor; entre otras cosas porque en ella Garci inventa más y usa muy bien el fuera de campo. Excepto Alfredo Landa y Luis Rellán, los actores están fatal en las dos. En la segunda interpreta un pequeño papel Rafael de Penagos, que fue actor de doblaje; la mayoría de ellos se hacen insufribles cuando dejan los atriles para actuar en una película.

 

 

mensajeJue 19 Dic, 2013 6:01 pm.

"Dame el mechero o te quemo los huevos", dicho sin despeinarse, acojonante como ninguna, frase lapidaria que viene a ser el "venga, alégrame el día" patrio, pero con muchísima más mala hostia. El Crack 2 me pareció incluso superior en su día

Que grande Alfredo Landa, un infravalorado del cine español durante muchos años

Pág. 1, 2  SiguienteResponder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

Eso es buena señal, cuanto mas jóvenes mejor. Dios sería un cabron si estrellara este avión. Pero que muy cabrón.

(Destino final)

Ver otras frases de cine