Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

El primer caballero

Compartir tema
Pág. 1, 2  Siguiente Responder

  3,09 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

El primer caballero 

mensajeDom 19 Nov, 2006 11:38 pm.

Feisal

8
Sexo:Sexo:Hombre

Título original: First Knight
Año: 1995
País: USA
Duración: 133 min
Estreno en España: 1995
Estreno en USA: 1995
Director: Jerry Zucker
Reparto: Sean Connery, Richard Gere, Julia Ormond, Ben Cross, Liam Cunningham, Christopher Villiers, Valentine Pelka, Colin McCormack
Productora: Columbia Pictures
Género: Aventuras


imagen

Lo cierto es que respecto a la variedad de películas dedicadas al mito de Arturo y la Tabla Redonda hay de todo: un musical, una cinta épica, una versión cachonda de los Monty Python, la de 2004 protagonizada por Clive Owen y Keira Knightley, y, por supuesto, la que yo considero la mejor versión de la leyenda de Arturo y el Grial jamás llevada a la gran pantalla: "Excalibur", dirigida en 1981 por John Boorman.

Pues bien, en 1995, la productora Columbia decidió que había llegado el momento de hacer otra adaptación de la leyenda artúrica, pero cepillándose cualquier aire mítico o mágico, Merlín y Morgana incluídos, y apostando directamente por el drama en lugar del mito, y por el realismo por encima de cualquier tipo de sortilegios. El director elegido fue Jerry Zucker, un director no demasiado conocido, salvo por películas como "Aterriza como puedas", y "Ghost". Se puso cuidado es que en el reparto no faltaran las grandes estrellas que arrastraran a la gente hasta el cine. Esto se logró a medias: se contrató al gran Sean Connery como un Arturo casi abuelete, a Richard Gere como Lanzarote con melena cool, y Julia Ormond (la de "Sabrina y sus amores" y "Leyendas de pasión") como la mujer que será la causa de todo el meollo: Ginebra. De forma más secundaria aparecen Ben Cross (el atleta Abrahams de "Carros de fuego"), Liam Cunningham y un cameo de otro grande: sir John Gielgud. Dinero no faltó, ni para los decorados (ya hablaré de ellos más adelante) ni para la música (se contrató a Jerry Goldsmith), ni para el vestuario, y el guión corrió a cargo de William Nicholson ("Tierras de penumbra" y "Nell"), que ya había demostrado su solvencia en las dos películas mencionadas. Bueno, pues con todo esto, el producto final era difícil que saliera realmente mal....

Creo que lo mejor es comenzar por el resumen del film, para que, si no lo has visto, sepas exactamente de qué va....

Estamos en plena Edad Media, una edad oscura, donde imperan el miedo ancestral, las supersticiones y la muerte cotidiana. De pueblo en pueblo, y de bosque en bosque, cabalga un misterioso jinete, armado con su espada, que domina con enorme habilidad, y sin un rumbo fijo. Se trata de Lanzarote (Richard Gere), un hombre que no espera recibir nada ni mañana ni hoy, y al que no le atan ningún lazo a ninguna parte. La primera vez que lo vemos es en un pueblo, y haciendo una de sus demostraciones de destreza con la espada. Tras ganarse la admiración de todos, monta su caballo y se va, no sin antes haber presenciado el ataque al pueblo de unos siniestros jinetes capitaneados por el no menos siniestro príncipe Meleagant (Ben Cross).

A unos kilómetros de allí, un cortejo de pajes, criados y caballeros atraviesa un bosque. Se trata nada menos que de la comitiva que lleva a lady Ginebra (Julia Ormond) hasta Camelot, donde se encontrará con su futuro marido, el rey Arturo (Sean Connery). Al llegar a un claro, la comitiva sufre una emboscada por jinetes de Meleagant, y Ginebra huye del lugar, siendo perseguida por dos individuos. De repenta, aparece Lanzarote, quien, haciendo gala de sus habilidades, despacha a los dos tipos y rescata a Ginebra, quien queda muy impresionada por la apostura, gallardía, valor y destreza del caballero. Cuando todo se calma, Ginebra se reúne de nuevo con su comitiva, que, al anochecer, llega por fin a Camelot, un fantástico reino donde reina la justicia y la paz, impartidos por el mítico Arturo y sus caballeros, quienes reciben a su futura esposa y reina, respectivamente, en las afueras de la ciudad.

Pasados unos días, se celebra una sesión de la tabla redonda, donde Arturo y sus fieles servidores debaten lo ocurrido durante el viaje de Ginebra. En mitad, de la reunión, irrumpe el mismísimo Meleagant, pero para dialogar, con Arturo, quien le hace observar que el sitio que una vez fue ocupado por él en la Mesa Redonda está vacío todavía, y que podría volver si quisiera. Tras imponer unas condiciones imposibles, Meleagant se va. A la mañana siguiente se celebran unos juegos especiales para celebrar la próxima boda del rey. Uno de los juegos más divertidos (y peligrosos) consiste en atravesar un tronco de árbol, mientras miles de hachas, lanzas y mazas oscilan ante las narices del valiente jugador, quien, con habilidad y provisto de un traje protector, debe sortear todos esos peligros oscilantes. El premio: nada menos que un beso de la futura reina. ¿Y quién me dirás que aparece de repente, se presenta voluntario para el juego, y lo gana sin ponerse ninguna protección. Pues él mismo, en efecto. Tras presenciar el espectáculo, Arturo manda llamar a Lanzarote, y se queda impresionado por la voluntad del mismo en querer continuar su vida errante, en vez de la de caballero. Esta impresión aumentará cuando, tras ser secuestrada Ginebra por jinetes de Meleagant, Lanzarote penetra en sus territorios y la rescata, y tras lo cual finalmente le nombra caballero de la Mesa Redonda. Pero algo que fue creciendo entre Lanzarote y Ginebra con cada encuentro de los dos va a complicar las cosas mucho más de lo que parece.... y Meleagant tampoco se quedará de brazos cruzados.....




Esta película es de ese tipo de filmes que han echado ya mil veces por la tele, y que casi todo el mundo ha visto ya (ya sea en Semana Santa, en algún día de Navidad, etc.), pero como gran aficionado a la Edad Media en general, y a la leyenda artúrica en particular me apetecía comentar este filme. Por partes.

"El primer caballero" es una aceptable película de aventuras, con buenos, malos, romance, lucha a espadas, drama y bonito final. Y nada más. O sea, que no escarbemos más en busca de algo original, o fantástico, o serio... porque no lo hay. Jerry Zucker no ha querido tomarse la historia ni la leyenda en serio, y así le ha salido la película. Digna, pero sin llegar a emocionar o enganchar. Y las causas son varias, empezando por una absoluta infidelidad respecto a la historia original. Vamos, que lo único que adapta de la leyenda son los nombres, y nada más, porque ni Meleagant existió en la leyenda (es pura invención), ni el final de Arturo es así, Ginebra ya estaba casada cuando comete adulterio con Lanzarote, Arturo es un poco vejete enfermo respecto a la historia original, y algunas situaciones son demasiados efectistas (pero que habrán gustado al público medio americano enfermo ) y hollywoodienses.

La actuación de los actores es muy dispar: el mejor, por goleada, es Sean Connery cool , al que es imposible encontrar mal en ninguna película (excepto en, quizá, "Los vengadores"). Es más, todas y aquellas películas mediocres que ha protagonizado se levantan gracias a sus actuaciones. Aquí compone a un Arturo tranquilo, noble, fiel a sus principios y a sus hombres, y enamorado de Ginebra. Connery recurre aquí a su habitual catálogo de gestos, miradas y sonrisas que tanta seguridad le dan seductor . Aunque, siendo honesto, parece que a veces pone el piloto automático, como se suele decir, y se agarrota un poco. Julia Ormond está correcta (ahora está un poco desaparecida) y crea una Ginebra que se debate entre el deber (Arturo) y la pasión (Lanzarote), y lo hace razonablemente bien. Al igual que Ben Cross, un malo repugnante y fiero.
Y Gere.... ay, Gere ko . A mí, Richard Gere me parece un tipo bastante simpático, pero como actor no llega a la altura de los más grandes. Me parece un actor solvente, sobre todo en papeles de chulo y ligón profesional. Pero como caballero medieval... vamos, como que no. Jerry Zucker debió pensar lo mismo, pero no podía prescindir de una estrella como Gere, decidió, digamos, adaptar el personaje al estilo de Gere. Lo que hizo, ni más ni menos, fue como cruzar su papel de "Chicago", por ejemplo, con el de Russell Crowe en "Gladiator". Y claro, si pretendes hacer una revisión de la leyenda del rey Arturo, no puedes empezar a juguetear con los personajes. Porque te puede pasar lo que pasó con el Lanzarote que ahora nos ocupa: un Lanzarote demasiado moderno, sin armadura, melena al viento mientras cabalga cool , y chuleando con la espada cada vez que puede, y ligando con Ginebra cada vez que la ve, con Arturo delante de él y todo. Gere no comprende a su personaje (ni creo que se haya leído el libro de Malory), y se limita a actuar como él sabe (o puede) cada vez que se lo piden. Y su personaje merecía un poco más de atención por su parte, la verdad.

El otro gran fallo es el de los decorados. Si se pone un pastón para que la película salga decente, al menos, ambiéntala bien, con una ciudad medieval como Dios manda. Si Zucker hubiera tenido un poco más de chispa, se hubiera venido a rodar a España, Francia, Inglaterra o Italia, donde hay ciudades medievales a patadas, y la cosa hubiera quedado bordá, como dicen los andaluces. Pero claro, a Zucker le daría pánico venirse a Europa (que está un poco lejos de su Milwaukee natal), y decidió quedarse a rodar por las praderas de Wisconsin. Bueno, no hay nada malo en ello, si se hace bien bueno . Me refiero a que, si buscas realismo, lo tienes que crear en todos los niveles, desde el guión hasta el último traje. Y aquí es donde vuelve a fallar Zucker. Su Camelot es poco más que uno de aquellos juguetes de Playmobil que tanto me gustaron de crío. ¡Por favor! Que en la Edad Media aun no se habían inventado los vehículos de limpieza que recorren las ciudades echando agua, ni tan siquiera había barrenderos..... Bueno, pues la Camelot de Zucker aparece totalmente impoluta: ni una sola mancha en las calles, en los muros de las casas, en el castillo de Arturo o en la muralla. En Camelot reinaba la paz y la justicia, pero no creo que ello fuera extensible también a la higiene social enfermo (si es que hasta los caballeros y los campesinos aparecen como recién duchados). Todo esto dota a las escenas en Camelot de una cierta irrealidad, como si fuera una obra de teatro con decorados de cartón, más que otra cosa. Y ello se extiende también a las armaduras que lucen los caballeros, peores todavía que las de los muñecos de Playmobil (éstas eran buenas). Pero vamos a ver, si un caballero medieval con la armadura completa estaba forrado literalmente de hierro, de pies a cabeza. Y aquí nos muestran a caballeros con una coraza de hojalata, enfermo y un protector de antebrazos y manos dede igual material.... y ya está, lo demás se cubre con una tela oscura. O es que se quedaron sin pasta, o es que Connery no hubiera podido con tanto hierro... nunca se sabrá. Lo cierto es que ves a esos caballeros cabalgar y dices, pues vale, pues qué bien, que si apareciera un verdadero caballero del Medievo iban a saber estos piltrafillas lo que es bueno malo malo .

Después de todo esto, sólo cabe mencionar fallos dispersos (bastantes), como el ritmo de las batallas. La batalla entre los caballeros de Arturo y los de Meleagant es un buen ejemplo. Cuando los jinetes de Camelot cargan, lo hacen despacio, sin prisas, sin acelerarse demasiado.... algo que debía ser bastante normal en la Edad Media, por lo que parece risa . La historia no se parece casi en nada a la original, como ya he dicho antes, y aparece convenientemente mascada y aderezada para que el público americano no se aburra con demasiadas situaciones dramáticas. Las escenas del rescate de Ginebra no parecen acordes con la época, y hasta se puede ver a Ginebra jugando al fútbol con varias cortesanas (atención a su toque con la derecha risa ).... demasiadas cosas, demasiadas cosas que faltan a la inteligencia del espectador.

En resumen, un 5,5 y van que chutan, como diría Puskas (q.e.p.d.)

_______________________
Volverás. Para ti no existe más que el desierto....
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 12:22 am.

NVM-SYS

8
Sexo:Sexo:Hombre

Es la peor adaptacion arturica que he visto, de hecho este tipo de peliculas debieron terminar con la magnifica Excalibur.

_______________________
No existen mensajes para este tema
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 12:35 am.

"Perceval le Gallois" y "Lancelot du Lac" le dan bastantes vueltas a "Excalibur", muy digna por otro lado.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 12:42 am.

Feisal

8
Sexo:Sexo:Hombre

Bressoniano escribió:
"Perceval le Gallois" y "Lancelot du Lac" le dan bastantes vueltas a "Excalibur", muy digna por otro lado.


Mecachis, no me acuerdo quién dirigió "Lancelot du Lac", he querido sacarla de mi biblioteca algún día, pero ahora no caigo... creo que era un director francés, ¿no?

_______________________
Volverás. Para ti no existe más que el desierto....
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:02 am.

Feisal escribió:
Bressoniano escribió:
"Perceval le Gallois" y "Lancelot du Lac" le dan bastantes vueltas a "Excalibur", muy digna por otro lado.


Mecachis, no me acuerdo quién dirigió "Lancelot du Lac", he querido sacarla de mi biblioteca algún día, pero ahora no caigo... creo que era un director francés, ¿no?


Eso ni se pregunta ko ko lengua

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:05 am.

Feisal

8
Sexo:Sexo:Hombre

Ahí va, la he cagado enfermo No será..................... Bresson ¿verdad?

_______________________
Volverás. Para ti no existe más que el desierto....
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:08 am.

Me cito a mi mismo, para fimaffinity ... carcajada

Cita:
Sin ser experto en literatura y leyenda alrededor de la figura de Arturo, Lancelot, Parsifal y demás, puedo asegurar que la película de Bresson ni nos contará lo que no sabemos los neófitos, ni ilustrará las historias que han leído los interesados en el tema.Al menos no en su totalidad, y volvemos aquí a la constante en el cine de Robert Bresson : la elipsis y la fragmentación como vehículo narrativo genuinamente cinematográfico. O de su cinematógrafo, hablando con rigor. Así, como ya había hecho con el “Crimen y castigo” de Dostoievski para “Pickpoket”, Bresson se vale de elementos mínimos tomados de la historia y a partir de ellos construye su película.
Si en “Pickpoket” la condición de ladrón le permitía rodar primeros planos de manos practicando el hurto así como ejerciéndolo... y con ello podía explorar las posibilidades de la fragmentación narrativa (algo que ya había explorado,por ejemplo, con anterioridad en “Un condenado a muerte se ha escapado” valiéndose del trabajo manual del prisionero en su celda) que será constante en su filmografía , así como tomar de la novela de Dostoievski la idea de la redención (entre otras), parece que de la literatura artúrica a Bresson le interesa el carácter medieval de la Fe (acentuada por la infructuosa búsqueda del Grial) así como el entramado de traiciones, dudas morales y amores prohibidos que perfilan una visión pesimista del ser humano, muy acorde con la filosofía del director francés, y que además acentúa en su película. Porque si despojas a la historia de su épica, aventura y romance, lo que queda es una película tan desoladora como “Lancelot du lac”, donde el sentimiento de pérdida y la conciencia de un mundo que se derrumba inunda el pensamiento de todos los caballeros, pasando por Lancelot y Ginebra. El final nunca pudo ser más oscuro y explícito: todos los hombres que comenzaron la aventura reducidos a chatarra.
Pero sobretodo, a Bresson le interesan las amplias posibilidades estéticas que le ofrece la iconografía artúrica y medieval: el sonido de las armaduras, los caballos (sus piernas, sus ojos ... ) y las composiciones que puede extraer de los torneos con el uso del plano corto, primer plano, reiteración de elementos ... Todo muy bressoniano, pero sin embargo, estéticamente esta película está un paso más allá y logra un virtuosismo y estilización únicos en la historia del cine; si en “Au hasard, Balthasar” cada imagen desprende una belleza particularmente melancólica que ya hacía de esta película una experiencia sensorial única ( y asimismo ocurre, de una u otra manera, en todas las películas de este director), en “Lancelot du lac” Bresson alcanza la sublimación de su estilo, sus planos son tan milimétricos y perfectamente medidos como en el resto de sus películas, pero el cromatismo (rojos oscuros, marrones y verdes) de la fotografía confiere a cada plano una belleza pictórica (aunque el encuadre sea antipictórico), como he leído en alguna página, de cuadro prerrafaelita.Una de las películas más hipnóticas que he visto jamás. Obra maestra.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:10 am.

Por cierto, al duo de mejores películas alrededor del mito artúrico, añado - ¿cómo se me pudo olvidar?- el "Parsifal" de Syberberg, que pude disfrutar hace poco de sus 4 horas en la filmoteca. Es una adaptación, aunque no sería muy correcto llamarlo así, de la ópera de Wagner.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:12 am.

Feisal

8
Sexo:Sexo:Hombre

Y es curioso (y sospechosamente coincidente listillo ) que Boorman usara también fragmentos de ópera de Wagner (léase "El ocaso de los dioses", "Tristán e Isolda", etc.), para mi venerada "Excalibur".

_______________________
Volverás. Para ti no existe más que el desierto....
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 1:14 am.

Feisal

8
Sexo:Sexo:Hombre

Por cierto, ya sé cuál va a ser la próxima película que saque de la biblioteca de mi barrio.... me has convencido con tu análisis risa

_______________________
Volverás. Para ti no existe más que el desierto....
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 2:41 pm.

Ripley

8
Sexo:Sexo:Hombre

Descafeinada lectura del mito artúrico, con Gere componiendo un insufrible Lancelot y Sean Connery haciendo lo que puede para darle entidad al personaje del legendaro monarca. Qué forma de desaprovechar una actriz tan maravillosa como Julia Ormond la de Hollywood en su momento.

_______________________
ἀφίει αὐτής, πόρνη
 

 

mensajeLun 20 Nov, 2006 5:13 pm.

Gordo

9
Sexo:Sexo:Hombre

Esta película me pareció infame. Los diálogos son infumables, el vestuario recuerda a Star Trek. La historia queda destrozada con tanta banalidad y frase hecha. Me entra urticaria sólo con recordarla.

_______________________
We know who you are and we know where you live and we know there's no need to forgive
 

 

mensajeMar 21 Nov, 2006 1:02 am.

aviloa

6
Sexo:Sexo:Mujer

a mi me gusto mucho, aunque es verdad que no es de las mejores de de caballeros.....mi escena favorita es la del final,
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
cuando arturo se muere y ve en los ojos de ella la mirada que vio antes para lanzarote y se da cuebta de que lo quiere...que boniiito!!!

_______________________
Cuando estes en lios y te estes portando mal..dame un silbidito
 

 

mensajeMar 21 Nov, 2006 5:02 am.

Calajan

2
Sexo:Sexo:Hombre

Pues a mi tb me gusto y me entretuvo bastante en su dia , no creo que sea tan infumable como decis algunos jeje

 

 

mensajeMar 04 Ene, 2011 1:43 pm.

Trancos91

5
Sexo:Sexo:Hombre

Contando con los actores que tiene, se queda muy por debajo de mis espectativas. No sorprenden ni Richard Gere (que no le pega nada ese papel), ni Sean Connery. La historia es de las peores del Rey Arturo, previsible e infantil en muchos casos, los decorados son nefastos, y las escenas de batallas muy mejorables (aunque las hay peores). En fin, que con todo lo que podría haber sido, tan solo entretiene, y es completamente olvidable. Por mi parte no llega al aprobado, y si lo llega es muy raspado. Le doy un 4.

_______________________
"Si obedeces todas las reglas, falta toda la diversión".
Pág. 1, 2  SiguienteResponder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

—¿Qué sois? ¿Dioses?
—Casi, somos ingleses.

(El hombre que pudo reinar)

Ver otras frases de cine