Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Hook: el capitán Garfio

Compartir tema
Pág. Anterior  1, 2, 3 Responder

  6,06 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

 

mensajeMar 21 Ago, 2007 11:15 pm.

Cagney´s

4
Sexo:Sexo:Hombre

Que recuerdo de niño el Capitan Garfio como me gustaba, esta si que la vi hasta que la cinta se estropeo

_______________________
Me gusta recordar las cosas a mi manera...Las recuerdo a mi modo,no necesariamente como hayan pasado
 

Re: Hook (el capitán Garfio) 

mensajeJue 30 Ago, 2007 2:24 pm.

Farsalia

3
Sexo:Sexo:Hombre

Feisal escribió:
Existen muchos filmes en la carrera de Spielberg que ilustran su personalidad, especialmente en la primera parte de su carrera. En aquella etapa se le criticó mucho por rodar películas en cierto modo "simples" y juveniles, de aventuras y de fantasía, mientras que sus colegas y amigos como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Brian de Palma hacían películas más "serias", galardonadas y halagadas (y con razón). "Tiburón", "Encuentros en la tercera fase", "E.T.", las tres de Indiana Jones, "Always", "Parque Jurásico" o ésta misma han sido obsequiadas con el desprecio de una gran parte de la crítica, que se ha reído de Spielberg lo que ha querido más o menos hasta que el rey Midas les hizo callar con su primer filme "serio": El color púrpura (1985), nominada a 10 Oscars, nada menos. Y luego vino el terremoto: "La lista de Schindler", "El imperio del sol", "Salvar al soldado Ryan", "Inteligencia artificial", "Minority report", "Atrápame si puedes"..... toda una riada de películas estupendas, magistrales y eternas, que dejaron de piedra a más de uno.

?????????????????? HOOK ??????????????????????

ARGUMENTO: Peter Banning (Robin Williams) es un abogado felizmente casado con Moira (Caroline Goodall), y que tiene dos hijos, la pequeña Maggie (Amber Smith) y Jack (Charlie Korsmo). Peter tiene una vida muy ajetreada, y está permanentemente colgado de su móvil, que no deja de sonar en todo el día. A pesar de eso, logra hacer un hueco para ver la representación teatral de "Peter Pan" en el colegio de sus hijos, donde Maggie tiene un papel principal. A la semana siguiente, su hijo Jack participa en la final del campeonato de beisbol, y Peter le ha prometido ir, pero al final, y aunque manda a un compañero suyo con una videocámara no logra llegar a tiempo (¡caracoles!), por lo que se encuentra el campo vacío cuando se presenta.
Después de unos días, toda la familia coge un avión hacia Londres, donde vive la abuela Wendy (Maggie Smith), la abuela de Moira, y la que cuidó de Peter cuando éste se quedó huérfano. Jack está resentido con su padre por lo del partido de beisbol, y no le habla. Finalmente llegan a Londres, y a la casa de Wendy, en la que viven también un ama de llaves, Liza (Laurel Cronin) y un huérfano que se ha quedado a vivir con Wendy y cuya cabeza no parece funcionarle muy bien, llamado Tootles (Arthur Malet). Moira, Peter y Wendy van esa misma noche a una gala en la que Peter presentará ante el público el proyecto de un nuevo hospital de huérfanos que llevará el nombre de la abuela, mientras los niños se quedan en las camas. Durante la recepción, Wendy se siente mal, y cuando vuelven a casa se encuentran con la puerta rota. Dentro, las paredes han sido rayadas, los muebles volcados, y, peor aún, Jack y Maggie parecen haber sido raptados. Aterrado, Peter ve una nota clavada en la pared con un puñal, en el que un tal capitán James Garfio le reta a ir a por sus hijos al país de Nunca Jamás. Tras una breve visita del inspector de policía (interpretado por el cantante Phil Collins), Peter no sabe qué hacer, pero Wendy le dice que, para poder rescatar a sus hijos, tiene que recordar su pasado, su infancia, cuando él era.... Peter Pan. Banning se queda pasmado, y se niega a creer eso, y esa misma noche se queda dormido en la habitación de sus hijos. Al rato, una extraña luz le despierta. Se da cuenta, aunque sin creérselo, que se trata de una especie de hada diminuta que le llama por su nombre. Ésta hada, que no es otra que Campanilla (Julia Roberts), le dice lo mismo que le contó Wendy horas antes. Peter no quiere saber nada, pero Campanilla se lo lleva volando por los aires hacia las estrellas, dirigiéndose hacia una estrella en concreto. Peter, que se encuentra hundido en un lío de mantas y sábanas, se arriesga a mirar afuera cuando nota sonido de los pájaros y el sol que le calienta. Al parecer se encuentra en el puerto de una fantástica isla, donde piratas y bucaneros van de aquí allá, y en la que sobresale un gran barco pirata. Instado por Campanilla, Peter se disfraza de filibustero, y se mete en el barco, donde una muchedumbre vitorea a un pirata bajito y gordo, llamado Smee (Bob Hoskins), que transporta una especia de garfio metálico, y recién pulido en un cojín. El garfio no es sino para el pirata más conocido y temido en los siete mares, el capitán James Garfio (Dustin Hoffman). Garfio tiene encerrados en una red a Jack y a Maggie, y Peter se quita el disfraz cuando los ve. Garfio al principio no se cree que ese individuo vestido con zapatos y chaleco sea su enemigo más grande, y reta a Peter a salir volando y rescatar a sus hijos. No lo consigue, así que le atan y le echan al agua, pero Campanilla hace un trato con Garfio: tendrá tres días para hacer recordar a Peter quién es, traer de vuelta al verdadero Peter Pan, y poder enfrentarse así al capitán pirata, una tarea a la que se añade que los Niños Perdidos, el antiguo ejército de Pan ahora liderado por Rufio (Dante Basco), le acepten en sus filas y le entrenen, para poder así rescatar a sus hijos.......

ACTORES:

-Robin Williams ("¡¡Yo no creo en las hadas!!")
Una vez vista la película parece que nadie más que Robin Williams podía interpretar así al protagonista, y es que la eterna expresión aniñada y juvenil de Williams venía al pelo para el personaje, pero el actor también demuestra solvencia en la primera parte de la película, cuando interpreta a un ejecutivo preso de su móvil. Luego, en el país de Nunca Jamás, las cualidades cómicas del actor salen a relucir, especialmente cuando se convierte realmente en Peter Pan. Williams no es un actor que me desagrade, y me lo pasé bastante bien viéndole cacarear en la película, pero para aquellos que no le soporten será mejor que no vean esta película, porque aquí nos sale con el repertorio completo de muecas y gestos. A mí no es el Robin Williams que más me gusta, prefiero el de "El club de los poetas muertos", "El rey pescador" o "El indomable Will Hunting", pero como ya digo, me lo pasé bien con él.

-Dustin Hoffman ("Oh, sí, ya lo verás, cacareará, volará, y luego.... morirá")
Es quizá la actuación que más me gusta de toda la película, un Dustin Hoffman soberbio, claramente pasándoselo bomba con su papel del pérfido y singular capitán Garfio, del cual Hoffman hace una interpretación caricaturesca (a veces raya la sobreactuación, eso sí), malvada, un poco aristocrática y un pelín psicótica, en la que el maquillaje y la caracterización ayudan mucho, con esa peluca y esas cejas espesas. Me gusta especialmente la escena donde aparece "enseñando" a los niños a odiar a sus padres ("a ver, la pillina de la primera fila....". Genial). Mención aparte merece su doblaje al castellano (aunque a muchos de vosotros no os guste), en el cual es magistral la voz de Ricard Solans, que multiplica por dos la caracterización del actor, y completa así la actuación burlesca del personaje.

- Julia Roberts ("¡Sigue a ese garfio!")
La Roberts nunca ha sido de mis actrices favoritas, más que nada porque siempre la veo encasillada en el mismo tipo de papel, pero reconozco que no es mala actriz. Aquí interpreta a Campanilla con altibajos, empieza bien (como la Campanilla que todos tenemos en mente: vivaz y parlanchina), se desinfla un poco, y luego logra una escena divertida cuando hace el trato con Garfio, pero lo que más grima me dio fue cuando, en un momento del filme, y vistiendo un horrendo vestido azul celeste que parece haber sido robado a una Barbie cualquiera, crece instantáneamente hasta ser del mismo tamaño que Peter, al cual declara su amor, y le besa. Pfffff. Spielberg debió haber suprimido eso del guión, porque probablemente es el momento más ridículo de toda la película, y quizá uno de los más risibles de toda su filmografía. En fin, que la Roberts cumple con suficiencia, y su papel no pide nada más, la verdad.

- Bob Hoskins ("Smee, Smee.... ¡pero si Smee soy yo!")
Hoskins, al igual que Hoffman, se divierte bastante con su personaje, grotesco, estúpido e hilarante hasta decir basta. Hay momentos en los que sobreactúa como un descosido, pero en general te ríes con él, y es un buen contrapunto para el personaje de Garfio.

- Secundarios ("Peter.... te has convertido en un pirata")
De todos los secundarios me quedo sin duda con Maggie Smith, la profesora McGonagall de Harry Potter, una actriz maravillosa, es un gustazo verla actuar, tranquila, calmada y reposada, como la auténtica actriz británica de teatro que es. Es, con toda seguridad, y junto a Dustin Hoffman, la que más me gusta de todo el filme, aunque su personaje de Wendy no le permita muchos lucimientos, pero al lado de las infinitas muecas de Hoffman, Williams y Hoskins es un oasis de calma.
Caroline Goodall no lo hace mal, al igual que los dos niños, y tampoco los niños que hacen de Niños Perdidos están mal, pero me cansó un poco ver a tanto habitante del Bronx metido a huérfano, aunque de eso hablaré ahora mismo. Un último apunte: me encanta la pequeña actuación de Arthur Malet como Tootles, encantadoramente chiflado y entrañable.

BOLAS PEGAJOSAS Y DECORADOS DE COLORES: Lo peor

Ya he dicho antes que "Hook" me parece uno de los filmes más flojos de Spielberg, aunque sé que a la larga era un producto de encargo. Sony y la Columbia "ficharon" al cineasta para que rodara el guión de James V. Hart (guionista de "Drácula, de Bram Stoker"), pero el bueno de Steven tenía la cabeza metida en dinosaurios del Cretácico y en campos de concentración nazis, y dudo que prestara mucho interés en conseguir algo realmente bueno, pero el caso es que el resultado queda a la vista. Una película divertida y entretenida para los más peques de la casa, y que a los demás les gustará, mucho o poco, pero que no deja que te aburras. Pero, si prestamos atención a los detalles, vemos un montón de derroches y excesos que no hacen ningún bien al filme. Haciendo balance entre aciertos y errores, le pondría en total un 5,5 a la película, porque los momentos buenos acaban superando de chiripa a los malos. ¿Y cuáles son los malos?. Pues en primer lugar una ambientación del país de Nunca Jamás demasiado artificial, demasiado prefabricada, con un aire a parque de atracciones permanente. El puerto y la zona de los piratas, incluyendo al buque corsario es un sinfín de decorados con mil detalles de colores, de figuritas, de maderas, de cuerdas, de cartón, de.... es tanto el derroche de pinceladas y detalles que la vista se te acaba cansando cuando la acción transcurre con muchos extras vestidos de piratas. Un barroquismo desmesurado, como si se quisiera pregonar la cantidad de pasta invertida para construir eso en cada secuencia.
Esto se transmite a la zona de los Niños Perdidos, una especie de cruce entre Disneylandia y los boy-scouts, donde hay unos raíles sobre los que circulan unos monopatines a vela, una cancha de baloncesto, un rampa de monopatines, columpios, n comedor y tiendas de campaña para cada uno de los niños. Todo ello repintado de mil colores. Demasiado urbano, y a mí no me convence que eso es así porque los Niños Perdidos son niños de las ciudades que no tienen padres, por lo que tenemos una bonita colección de mocosos (en el sentido paternal del término) en su mayoría raperos y punks, que se lo pasan pipa sin padres. Su líder, antes de que Peter regrese, es Rufio, un crío neo-punk japonés más chulo que un ocho, aunque al final acabas cogiéndole cariño, al chaval.
Lo cierto es que tras la llegada de Peter a Nunca Jamás, todo se convierte en una gran parodia, punteada con momentos dulzones (bien rodados, eso sí), en la que todo parece tomarse a broma, y nadie se cree que esos piratas hagan cosas malas, ni que esos niños corran peligro. En vez de ello, desfilan ante tus ojos escenas como el entrenamiento de Peter, quien comienza a ejercitar su imaginación iniciando una simpática guerra de comida donde se lanza bolas pringosas de comidas de todos los colores y sabores.... demasiada fiesta para una historia que no fue escrita así, y me imagino lo que diría J.M. Barrie si lo viera.
Del "momento Barbie" de Julia Roberts ya he hablado antes, y no tengo ganas de recordarlo, pero la peor secuencia de la película para mí es el partido de beisbol de los piratas. Que Jack, el hijo raptado de Peter, enseñe a los malos cómo jugar a ese deporte ya es pasarse, pero que los mismo corsarios monten un estadio pequeño de madera, cosan uniformes de beisbol y que se pongan a jugar es para matar a James V. Hart sin dilación. La americanada es gorda, porque se me hace demasiado "simpático" ver a Bob Hoskins interpretando a un pirata gilipollas intentando jugar al beisbol, pero peor es cuando Jack finalmente..... ¡consigue golpear la bola con su bate!, y todos los piratas le chocan los cinco al pasar, le vitorean y se lo llevan a hombros, mientras Garfio grita "¡Ése es mi Jack!", y Peter, escondido, no se lo cree. Intuyo que quizá Spielberg, el Spielberg de ahora, el de "Munich" y "Minority Report", se pone rojo como un tomate cada vez que ve esta escena. Como para no ponerse así.
En fin, la última batalla, la de los Niños Perdidos contra los piratas tampoco me entusiasma, porque la parodia sigue, los piratas son sacos de paja, y los críos se construyen unas armas muy molonas que lanzan canicas, rocían líquidos de todos los colores, disparan tomates, y demás, y uno de los niños, uno llamado Carambola, se hace una bola y atropella a todos los bucaneros. Muy chulo para los peques de la casa, pero que a mí me acaba cansando un poquito, tanto color y tanto humor.

NO QUIERO CRECER: Lo mejor

Cuando Spielberg se deja de tanto niño y tanto pirata es cuando la película funciona. Los primeros 35 minutos me parecen correctos, donde se plantean los problemas de Peter, su obsesión por el trabajo y su falta de tiempo con sus hijos. Aunque lo del partido de beisbol al cual no va el padre está muy manido (¿verdad, Antonio Resines? ; ) , si que se hace una introducción clara de la personalidad del padre, en la escena del avión, cuando su hijo le dice "Soy un niño", a lo cual él responde "¡Pues crece!". La presentación de la abuela Wendy (una vez más, maravillosa Maggie Smith) y su relación con los críos puede parecer demasiado tierna, pero a mí me pareció estupenda y cálida, muy entrañable. Esa primera media hora, con Tootles divirtiéndonos con sus chifladuras, es de lo mejor.
Luego, en el país de Nunca Jamás, existen un par de momentos rescatables, como cuando Peter visita su antigua cueva donde un flashback le hace recordar su pasado (apartemos la mirada del vestidito de la Roberts), o cuando llega a la zona de los niños, y uno de ellos (mientras suena una bellísima melodía de John Williams) le toca la cara, y le reconoce como Peter Pan. El final, como debe ser, es feliz y alegre, y no importa.

La música de John Williams ha ayudado (y mucho) a ese 5,5 que le he dado antes a la película, porque este maestro de las bandas sonoras lo borda siempre cuando trabaja con Spielberg, y para esta ocasión compone una de sus mejores composiciones, con temas rítmicos, infantiles, bellísimos, aventureros, y, en definitiva, mágicos. La banda sonora se merece un 10 así de grande.

La historia de Peter Pan siempre es interesante de leer y de contar, porque la historia del niño que no quería crecer es, al fin y al cabo, la historia de todos nosotros, quienes, en alguna ocasión, hemos sentido deseos de volver a ser niños y de ver el mundo con la inocencia que antes lo veíamos. Spielberg (y por eso aceptó dirigirla) se siente en el fondo como él, y prueba de ello son las películas de su primera etapa. Mientras Scorsese rodaba "Toro salvaje", Coppola "Apocalypse Now" y Brian de Palma "Vestida para matar", Spielberg mostraba al mundo quién era con "Tiburón", "E.T." y "En busca del arca perdida", como un Peter Pan disfrazado de cineasta, y es que al final de la película que he comentado, la imagen de Robin Williams en la ventana demuestra que se puede ser adulto y sentirse como un niño, alegre y feliz, y es que el cuerpo envejece, pero siempre tenemos que guardar un recuerdo infantil en la mente para que ésta no envejezca.


Vale, ya lo has dicho tú risa

_______________________
---Vil foro censor---
 

 

mensajeSab 29 Sep, 2007 3:23 pm.

Yo vi la película de pequeña, y me encantó cool Ahora la sigo viendo y me gusta más todavia. Una película para niños está claro, pero sinceramente no le veo nada malo!! un 10! listillo
Robin Williams y Dustin Hoffman creo que son los actores indicados para esta película.

 

 

mensajeVie 24 Jul, 2009 5:37 pm.

panillet

5
Sexo:Sexo:Hombre

Desde el otro día en que hablábamos y salió el tema de Hook que estoy dándole vueltas al tema. Después de leer la magnífica exposición de Feisal (un trabajazo muy bien currado) y con lo que llevo pensado creo que opinamos casi igual en todo. Creo que ya sé lo que no me acaba de gustar de esta película: 1-Robin Williams, como actúa (o sobreactúa más bien, se excede) y 2-como plantean a los niños de Nunca Jamás, que son los del cuento, pero americanizados. Sobra el beisbol, la cancha de baloncesto y las bolas de pega.
Que es lo que me gusta: todo lo demás. Me chifla Garfio, su colega, los decorados del puerto...
No es justo bajarle mucho la nota por esos americanismos que le sientan como a San Blas unos sostenes, pero cuando la veo me dan en la cara de pleno, creo que desmerece la película por completo., son como encontrar un bichillo en un helado que estás disfrutando como loco...a mí me amargan el dulce.

Después de meditarlo le vamos a dar un 6, si no fuera por lo del primer párrafo le pondría un nueve. Ahora es cuando chunyta va y me da un collejón...jejeje, es broma. sonrisa

_______________________
"Alle dici´otto comenza il Giudizio Universale..."
 

 

mensajeSab 25 Jul, 2009 11:10 am.

Es un poco repelente... Bueno no, es muy repelente.

 

 

mensajeSab 11 Ago, 2012 2:10 pm.

Siempre está bien revisitar este clásico. Entretiene y, aunque salen muchos niños, sólo tienes ganas de matar al hijo de Peter. Espectaculares el capitán James Garfio y Smi(¿Th?), incluso me atrevo a decir que es la única película en la que Julia Roberts me da morbo (Cuando va de Campanilla y no de princesa de cuento, claro)...

Puede que no sea muy imparcial porque las películas de Spielberg me marcaron (como a muchos otros) pero me parece que éste es otro peliculón "para toda la familia": momentos para niños y momentos para adultos (
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
ese par de relaciones insinuadas Wendy vejestoria -Peter niño/adulto o Campanilla-Peter niño/adulto bien podrían escandalizar a la falsa moralidad actual
).

_______________________
Reseñas de cómics y películas: http://vyf.blogspot.com/
 

 

mensajeSab 11 Ago, 2012 3:07 pm.

TOMHAGEN

6
Sexo:Sexo:Hombre

Más desfasada que los pantalones de campana.

 

 

mensajeJue 28 May, 2020 6:32 pm.

Entretenida, fantasiosa y para toda la familia. Está muy currada. 6

Pág. Anterior  1, 2, 3Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

La ha palmao empalmao.

(El Diablo metió la mano)

Ver otras frases de cine