Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Actualidad y Certámenes

Cannes 2007

Compartir tema
Pág. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente Responder
 

Cannes 2007 

mensajeMie 16 May, 2007 8:13 pm.

Camino a la trinchera de Cannes, festival de festivales
Mayo 15th, 2007

Fotogramas te acerca a Cannes a través de un blog actualizado diariamente. El festival celebra su 60 aniversario con una programación marcada por los grandes autores y el cine norteamericano. Europa cotiza alto, Asia se devalúa y Francia mantiene su cuota. La presencia española es numerosa y diversa, aunque un tanto secundaria. Mucho glamour. ¡Partimos!
Por Manu Yáñez Murillo

Escribo cuando faltan pocas horas para partir hacia el Festival de Cannes, algo ansioso y con aquel gusanillo en el estómago que advierte de la proximidad de un gran evento. Cannes suele provocar ese efecto: mucha excitación y un cierto vértigo. No es para menos. Dentro de poco más de 24 horas me encontraré sumido en esa jauría de 4000 periodistas dispuestos a dar los codazos necesarios para poder entrar en cualquier proyección, para luego formar parte de ese sentencioso tribunal del gusto que juzga de forma despiadada el trabajo de los cineastas que deben marcar el cine del presente. Además, este año, el festival se presenta con una interesante novedad: la escritura diaria del blog que abro con este texto. Un blog con el que, en Fotogramas, queremos acercaros a todas las caras de un festival desbordante, caleidoscópico, casi inabarcable. En las crónicas que conformarán esta cobertura, se hilvanarán comentarios críticos de películas, anécdotas, sucesos, fiestas, rumores y mucho ruido de ambiente. Queremos que os sintáis en el corazón del festival, y podáis apreciar tanto el devenir artístico de la muestra, como su faceta más glamourosa, su perfil más frívolo y su latir más agitado. Este es también un blog abierto a vuestra participación. Vuestros comentarios serán escuchados y atendidos en la medida de lo posible. Cualquier recomendación o sugerencia será bienvenida. Y así, sin más dilación, a un día de la entrada en acción, empezaré con un pequeño avance de lo que nos espera en estos doce días de intensa actividad festivalera.

Este año el Festival de Cannes celebra su 60 aniversario (un cumpleaños que hace poco nos tocó festejar en Fotogramas), y para la ocasión, nada mejor que vestir de gala la selección de películas de la Sección Oficial de la muestra. Con esa intención, el equipo de programación del festival parece haberse esmerado por convocar a una buena lista de los considerados grandes autores del panorama cinematográfico mundial, pesos pesados que, en la mayoría de casos, deben su fidelidad a Cannes, ya que fue en el corazón del festival donde adquirieron la fama, el respeto y el prestigio que hoy atesoran. Para completar el dibujo de la programación, a la predilección por los nombres consagrados se le debe sumar el factor geográfico. Cannes fabrica, año a año, de forma sistemática, un mapa del mundo en el que los diferentes países, como si se tratara de un mercado de valores, van apreciándose y devaluando al ritmo dictado por el festival. Y en esta edición, el país seleccionado para protagonizar la muestra es Estados Unidos. La cotización del cine americano sube como la espuma, sólo hay que echarle un vistazo a la lista de títulos de la sección oficial.

Los ejemplos de directores que reúnen las dos condiciones (ser americano y vaca sagrada) son numerosos: Joel y Ethan Coen (Palma de Oro de 1991 por Barton Fink) presentarán No Country for Old Man, con Javier Bardem en el reparto; Quentin Tarantino (triunfador en 1994 con Pulp Fiction) mostrará su versión extendida de Death Proof; Gus Van Sant (ganador en 2003 por Elephant) traerá una nueva meditación sobre la violencia juvenil en Paranoid Park, y luego, menos condecorados, pero no menos prestigiosos, se estrenarán en la competencia de Cannes David Fincher (Seven, El club de la lucha) y James Gray (La otra cara del crimen). Y aquí no acaba el predominio norteamericano, ya que, fuera de competición se verán los nuevos trabajos de Michael Moore (Palma por Fahrenheit 9/11 en 2005), que en Sicko pone a prueba el sistema médico de su país, y Steven Soderbergh (triunfador con su ópera prima Sexo, Mentiras y cintas de video), que volverá a su registro más comercial con Ocean’s thirteen.

El otro continente potenciado en la presente edición del festival es, claramente, Europa, que suministra al festival pesos pesados como Emir Kusturika (ganador de la Palma y reciente presidente del jurado) o Alexander Sokurov (auténtico emblema del cine más exigente). De hecho, el cine europeo, respondiendo a su tradición e historia traerá al festival varias de las muestras más sólidas de cine radical o extremo (adjetivos siempre resbaladizos). Así, la línea cinéfila más dura podrá disfrutar de las nuevas películas del húngaro Bela Tarr (Satantango, Werckmeister Harmonies) y del austriaco Ulrich Seidl (Models, Dog Days). También de Europa llegarán jóvenes, pero sólidas promesas: Fatih Akin, que ya se alzó con el Oso de Oro de Berlín por Contra la pared, y Andrey Zvyaginstsev, que se llevó el León de Oro de Venecia por El regreso.

Por su parte, Asia, que en la última década se había convertido en un referente esencial para el festival, parece haber sido relegada a un papel casi secundario, con sólo tres películas en la competencia: la de la indispensable japonesa Naomi Kawase, y las de los coreanos Lee Chang-dong y Kim Ki-duk, que tras conquistar galardones en Berlin y Venecia, se presenta por vez primera en la competencia de Cannes.

Los franceses, que siempre imponen una importante cuota en la sección oficial cuentan con cinco películas en la competencia. A destacar, la nueva película de Julian Schnabel, Le scaphandre et le papillon, y la película de animación, Persépolis, basada en el cómic autobiográfico de la iraní Marjane Satrapi, acompañada en la dirección por el francés Vincent Paronnaud.

Entre películas de animación, varios documentales y cine de género (Tarantino y Fincher), tres de los pilares introducidos en el festival en los últimos años por el director artístico de la muestra, Thierry Fremaux, el filme que, seguramente, mejor simboliza el estado actual del negocio y el arte del cine es My Blueberry Nights de Wong Kar-wai, encargada, además, de inaugurar el festival. Dirigida por un hongkonés de origen chino y financiada con capital europeo, la película se rodó en Estados Unidos con actores americanos y británicos (Jude Law, Norah Jones, Natalie Portman). ¿Un signo de nuestro tiempo? Veremos el resultado.

En lo referente a la presencia española en el Festival, debe reconocerse que es numerosa y diversa, sin embargo también cabe apuntar que juega en las divisiones menores del festival. Sin ninguna película en la sección competitiva (que sólo parece garantizada para Almodóvar), la cinematografía española estará representada en la sección Un Certain Regard por la nueva película de Jaime Rosales, La Soledad, que viene precedida por el éxito en Cannes de su ópera prima, Las horas del día, ganadora del premio de la crítica de la sección Quincena de Realizadores. Justamente en la Quincena se podrá ver la ópera prima de Pedro Aguilera, La influencia. Y en la Semana de la crítica se han colado El orfanato de Juan Antonio Bayona y Yo de Rafa Cortés, escogida descubrimiento FIPRESCI del año, un importante reconocimiento por parte de la asociación mundial de críticos.

A medida que vaya avanzando el festival, seguro que irán apareciendo apuestas y quinielas referentes a los premios que entregará el jurado oficial, presidido por el realizador británico Stephen Frears, que estará acompañado por las actrices Sarah Polley, Maggie Cheung, Toni Collette y María de Medeiros, el actor Michel Piccoli, los directores Marco Bellocchio y Abderrahmane Sissako y el escritor, premio Nobel de literatura, Orhan Pamuk.

En el apartado del glamour, varias son las estrellas que, en principio, han anunciado su presencia en el festival. Está previsto que desfilen por la famosa alfombra roja del Palacio de Festivales, Brad Pitt y Angelina Jolie, George Clooney, Matt Damon, Al Pacino, Kurt Russell, Tommy Lee Jones, Javier Bardem, Robert Downey Jr., Mark Wahlberg y Jane Fonda, entre muchos otros.

Ahora toca partir hacia el festival de festivales. La próxima crónica ya vendrá firmada desde la vorágine de Cannes, la trinchera a la que nadie quiere faltar.

-------------------------

Crónica diaria de Manu Yáñez : http://www.servicioshf.com/fotogramas/festivales/

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeMie 16 May, 2007 8:18 pm.

ABC:Wong Kar Wai inaugura el Festival de Cannes con una tibia acogida

EFE/Cannes

La expectación era mucha y los cinéfilos estaban predispuestos a entusiasmarse, pero lo cierto es que un tibio aplauso fue toda la acogida que recibió en el pase de prensa My Blueberry Nights, la cinta de Wong Kar Wai que abre hoy el 60 Festival de Cannes con la tradicional ceremonia de gala. La nueva película del cineasta honkonguense de las eternas gafas de sol, centrada en las lejanías sentimentales y físicas, era aguardada como agua de mayo en este caluroso día en Cannes , donde Wong intenta hacerse por cuarta vez con la Palma de Oro. Posiblemente hayan jugado en contra de esta cinta que siempre se espera lo mejor de uno de los cineastas más sólidos de los últimos años, que hipnotizó con Deseando amar (2000) en Cannes , donde ganó el premio al mejor director con Happy Together hace diez años y dividió opiniones con "2046" (2004). Película agradable pero lejos de las cotas de Wai Además, My Blueberry Nights presenta como aliciente el debut cinematográfico de la estrella del jazz y el pop Norah Jones, escoltada por pesos pesados como Natalie Portman, Rachel Weisz, David Strathairn y Jude Law. Por si fuera poco, la excepcional fotografía, saturada de color y sombras, es obra de Darius Khondji, iluminador de Delicatessen (1991) y uno de los más reputados operadores del momento, y la música original la firma Ry Cooder ("París-Texas"). Ahí es nada. La ambientación, precisamente, así como la magistral composición de planos, siguen siendo bazas fuertes de esta más que digna cinta, pero también sin aportar nada nuevo, con lo que el honkonguense por primera vez parece dar muestras de flaqueza en su filmografía. Asimismo, los diálogos suenan quizá excesivamente engolados en una cinta estructuralmente muy simple y de metáforas demasiado evidentes, en la que el personaje de Jones, tras una ruptura sentimental, emprende un viaje en el que conoce personas e historias que marcarán su evolución. Sin embargo, y pese a cumplir Jones con pulcritud en su debut, esas historias secundarias acaban imponiéndose con fuerza sobre la principal, en gran medida por la valía de actores como Portman, Strathairn y Weiz, que acaban llevándose la parte del león en detrimento del hilo argumental que teje la trama. Con lo que el resultado general es una película apreciable pero de un Wong menor, lejos de sus cimas. Lo cierto es que si el jurado de la Palma de Oro -en el que está Maggie Cheung, habitual actriz de Wong- ha visto la cinta con los mismos ojos que la crítica y la prensa que abarrotaba hoy la sala Lumière del Palacio de Festivales, difícil tiene llevarse el premio.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeMie 16 May, 2007 8:20 pm.

Que conste que viendo el jurado, pensaba que hay predisposición a que Kar Wai se lleve la palma, pero después de las primeras impresiones parece que no está tan claro, aunque la percepción de la prensa no es muy fiable.

Mis apuestas particulares son Kawase, Tarr y Van Sant.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeMie 16 May, 2007 11:45 pm.

A mí, francamente, no se me pasan las ganas que tengo de ver esta película. Y más después de leer sobre su prodigioso aspecto visual y la fotografía a manos de Khondji.
En cuanto a lo de la palma de oro estoy de acuerdo contigo, es poco probable que la consiga después de la tímida acogida del film....Quién sabe igual se la arrebata el ya galardonado Van Sant por su Paranoid Park, película que tengo más ganas de ver si cabe.

Espero impaciente más estrenos

 

 

mensajeMie 16 May, 2007 11:51 pm.

Paranoid Park...

imagen

imagen

...Recuerda a Elephant.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeJue 17 May, 2007 12:04 am.

Bressoniano escribió:
...Recuerda a Elephant.


Yo diría que más bien la emula, aun que ya veremos... ¿Alguien sabe que dia la proyectan?

 

 

mensajeJue 17 May, 2007 5:47 am.

El próximo sábado dia 19 en Cannes se mostrara No Country for Old Men, la última y esperadísima película de los Hermanos Coen!! feliz feliz feliz

un poco de info...

No Country for Old Men, un thriller ambientado a finales de los años 70 en los desiertos de Texas y Nuevo México.

imagen
Los genios...

Basada en la exitosa novela homónima de Cormac McCarthy, publicada en 2005, No Country for Old Men narra las aventuras de Llewelyn Moss, un veterano del Vietnam que un día mientras está cazando descubre un botín de dos millones de dólares procedente de un negocio de drogas que acabó en un sangriento tiroteo. Dispuesto a quedarse con el dinero, Llewelyn decide cruzar a México sin saber que le siguen los pasos el sheriff del condado y un despiadado asesino a sueldo mexicano, que va dejando un reguero de víctimas a su paso.

imagen
Menudas pintas le han puesto a Bardem, realmente da miedo...

Protagonizan lo nuevo de Joel y Ethan Coen el poco conocido Josh Brolin (Melinda y Melinda) y el español Javier Bardem, que continúa su camino en Hollywood con paso firme. Completan el reparto otros actores conocidos como Tommy Lee Jones (Batman vuelve), Woody Harrelson (Asesinos natos) y Kelly Macdonald (Trainspotting). Detrás de las cámaras, repite con los Coen buena parte del equipo técnico que les ha acompañado durante toda su carrera, como el director de fotografía Roger Deakins o el músico Carter Burwell, que ya ha dado a conocer dos pistas de la banda sonora original a través de su página web.

imagen
Los paisajes daran mucho juego al gran Deakins...

_______________________
There're no secrets in life. Just hidden truths that live beneath the surface. Dexter Morgan
 

 

mensajeJue 17 May, 2007 5:53 am.

Mr.Doe escribió:
Bressoniano escribió:
...Recuerda a Elephant.


Yo diría que más bien la emula, aun que ya veremos... ¿Alguien sabe que dia la proyectan?


El lunes 21 guiño

Y unas cuantas imágenes más...

imagen

imagen

imagen

imagen

_______________________
There're no secrets in life. Just hidden truths that live beneath the surface. Dexter Morgan
 

 

mensajeJue 17 May, 2007 10:26 am.

Mil gracias por toda la info de Jr.Soprano feliz

 

 

mensajeJue 17 May, 2007 7:04 pm.

El festival lo ha inaugurado Oliveira, casi 100 años y no vean como está...

imagen

... muy fuerte, habría que estudiarlo XD.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeJue 17 May, 2007 7:15 pm.

David Fincher y Cristian Mungiu llevan el lado oscuro a Cannes

Hoy se ha proyectado la muy publicitada 'Zodiac' y la humilde y soberbia '4 luni, 3 saptamini si 2 zile'

EFE - CAnnes - 17/05/2007

La muy publicitada Zodiac, de David Fincher, y la tan humilde como soberbia 4 luni, 3 saptamini si 2 zile, del rumano Cristian Mungiu, han coincidido esta mañana en llevar al brillante y soleado Festival de Cannes hacia los recovecos más oscuros del alma humana en la competición por la Palma de Oro.

La primera de ellas, protagonizada por Jake Gyllenhaal, Mark Ruffalo, Robert Downey Jr. y Chloe Sevigny, se aguardaba con ansia desde que Fincher (Denver, EEUU, 1962) anunciara su retorno a un tema, el de los asesinos sistemáticos, que en 1995 le catapultó al Olimpo gracias al arrasador triunfo de Seven en todo el mundo. Sin embargo, quien busque similitudes entre ambos filmes saldrá defraudado de Zodiac, en la que Fincher deja de lado su reputada capacidad para imaginar tramas y se ciñe a un caso real, el del asesino del Zodíaco que aterró San Francisco a comienzos de los años 70, sin que jamás fuese capturado. El film, que se estrena este viernes en España y otros países, tiene la enorme virtud de que sus más de dos horas y media de metraje no se hacen eternas, gracias a la vivacidad del montaje y a una ambientación excelente.

Sin embargo, defraudará a los seguidores del Fincher más imaginativo, como el de Seven, The Game (1997) o El Club de la Lucha (1999), pues su limita a ser una película de género muy correcta, pero muy poco sobresaliente, que en EE UU desapareció con prontitud de las pantallas y sólo recaudó unos 33 millones de dólares. Fincher afrontó el mismo problema que los policías que investigaron el caso: tener que barajar demasiados datos, lo que va en detrimento del desarrollo dramático de los personajes, pese a la solvencia de Gyllenhaal, Ruffalo y Sevigny, que hoy acompañaron al director en la rueda de prensa tras el pase. "Tienes que hacer sitio en la película para explicar qué ocurrió, con lo cual no podían introducirse muchos elementos que distrajeran", ha reconocido Fincher, quien era un niño cuando pasaron los hechos que narra en su obra.

"Recuerdo lo que era ir a la escuela e ir seguido por la Policía para protegernos", ha evocado el cineasta, que considera el pánico vivido en esa época "una forma antigua de terrorismo". Distinta opinión expresó con ironía Gyllenhaal, quien apuntó que "hay un asesino del Zodíaco en todas las familias". Todo lo contrario que lo dicho de Zodiac es aplicable a la magnífica y durísima 4 luni, 3 saptamini si 2 zile, sin duda la mejor película vista hasta ahora en el certamen y plena de potencial para dar la campanada el día 27 en el reparto de premios. De estilo sobrio en el que no sobra ni falta un sólo plano, la cinta del rumano Mungiu es capaz de, a partir de una trama mínima que transcurre en un día, saber sacar a relucir lo mejor y lo peor del alma humana con magistral talento. Para ello, el filme, ambientado en la Rumanía comunista de finales de los 80, cuenta con un elenco de lujo en el que destacan Anamaria Marinca, Laura Vasiliu, Vlad Ivanov y Alex Potocean.

Entre los cuatro, pero con claro protagonismo de la maravillosa Marinca, llevan el peso de una cinta sobre un tema ingrato -el aborto clandestino- que se muestra con toda crudeza, lo que hizo revolverse en sus asientos a muchos de los críticos y periodistas que al final del pase premiaron la cinta con un intenso aplauso. La dureza de muchas imágenes, no aptas para estómagos delicados, se acompaña de una realización impecable, cámara al hombro, en la que el director de fotografía Oleg Mutu saca enorme partido no sólo a los fríos interiores sino a los oscuros exteriores. Una cinta, en resumen, en la que Mungiu (Iasi, 1968), ex profesor y periodista que debutó como director con Occident (2002), da fe de la emergencia del cine rumano, aunque Rumanía "está totalmente fuera del star-system", como ha admitido hoy él mismo.

Sobre la crudeza de algunas imágenes, Mungiu ha dicho que eran importante porque la película "no es sobre una situación, sino sobre las emociones en general y las consecuencias de las decisiones que se toman, y era preciso mostrarlas", ha explicado en una rueda de prensa junto a Vasiliu, Ivanov, Potocean y Mutu. También por ello la película deja aparentemente sueltos algunos detalles, porque "el filme acaba, pero la historia sigue, porque es un extracto de vida", ha subrayado Mungiu ante la semivacía sala de prensa que poco antes estaba llena de periodistas atraídos por el brillo de las estrellas que integran la constelación del Zodíaco.

Traducción de Bressoniano:

Como los cronistas estos de agencias no tienen ni puta idea XD, de este artículo se pueden sacar las siguientes conclusiones (confirmadas por fuentes de rigor):

1- La de Fincher, una propuesta más que interesante dentro de los parámetros comerciales.

2- La de Mungiu, una academicista imitación del exitazo crítico de una fantástica peli rumana anterior, La muerte del señor Lazarescu.

Como siempre, las opiniones que llegan a los periódicos generalistas, lamentables.

Por cierto, las fuentes de rigor confirman que la nueva de WKW bastante patatera, y que el nuevo HHH (Le voyage du ballon rouge) una obra maestra del calibre Café Lumière feliz .

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeVie 18 May, 2007 1:11 am.

Dos miradas hiper-realistas

Mayo 17th, 2007

David Fincher deslumbra con la disciplina y sobriedad de su Zodiac, mientras Christian Mungiu no consigue llevar a buen puerto su 4 Months, 3 Weeks & 2 Days. Cannes no son sólo películas. En paralelo a las proyecciones existe un competido mercado de fiestas. Me invitan a la exclusiva fiesta de inauguración, que se convierte en un banquete de interesantes manjares. My Blueberry Nights sigue flotando en el ambiente.

Cannes tiene la capacidad de trastornar de forma violenta tu noción del transcurso del tiempo. Llevo solo dos días de festival y sin embargo, la cantidad de experiencias vividas y emociones experimentadas rebasa fácilmente las que se suelen acumular en una semana de vida ordinaria. En lo referente a lo cinematográfico, dos son las películas que he visto desde la escritura de la anterior crónica. Se trata de dos filmes que, encontrándose en polos opuestos del espectro geográfico, industrial y referencial, comparten una cierta disposición y disciplina a la hora de enfrentarse de manera hiper-realista al estado de frustración que embarga a sus respectivas naciones, la norteamericana en el caso de la magnifica Zodiac de David Fincher, y la rumana en la mas discutible 4 Months, 3 Weeks & 2 Days de Cristian Mungiu.

Zodiac llegaba al festival con el revuelo de las estupendas criticas cosechadas por la película en Estados Unidos y con una importante representación del equipo de la película movilizad0 para su promoción (entre los que destacaban Jake Gyllenhaal y Chloe Sevigny). Y debo reconocer que las expectativas creadas (siempre peligrosas) no quedaron defraudadas por un filme que asombra y golpea con fuerza al espectador con principios y mecanismos que generalmente cotizan a la baja en el panorama del Hollywood actual: la sobriedad y la disciplina. Sobre esas dos propiedades motoras, Fincher reconstruye con mano quirúrgica y mirada distante dos décadas (de finales de los sesenta a finales de los ochenta) de investigación policíaco-periodística en torno a los crímenes de un popular y mediático asesino en serie, Zodiac. La película también sorprende al erigirse como una pieza de carácter casi artesanal sobre profesionales ejerciendo su trabajo. Gran parte del filme centra su atención en los procedimientos y costumbres laborales de sus protagonistas, todos interpretados por actores en estado de gracia, desde el periodista Paul Avery (Robert Downey Jr.) al policia David Toschi (Mark Ruffalo), pasando por el dibujante de viñetas Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal), que en la vida real escribió el libro en el que esta basado el guión de la película.

Justamente, de ese registro pormenorizado de la investigación para descubrir al Zodiac surge la potencia dramática de la cinta. Es a través de su observación microscópica de los acontecimiento de donde terminan aflorando los diferentes registros expresivos que propone la película. Pero uno debe ser paciente, una exigencia, de nuevo, poco habitual en el cine made in Hollywood (Zodiac podría considerarse casi un OVNI en ese marco). Porque las diferentes capas de la película no emergen hasta su tercer acto. Los dos primeros (la investigación periodística y la policial) son de marcado acento realista, mientras en el tercero, protagonizado por Gyllenhaal, Fincher deconstruye lo que ha ido componiendo hasta el momento y pone en crisis la consistencia del relato exponiendo una gran paradoja: mientras, en la mayor parte del filme, los profesionales no consiguen mas que hundirse en sendas obsesivas y frustrantes, será un dibujante aprendiz de investigador el único que encontrara cierta calma para su desasosiego existencial. Es entonces cuando la película revela toda la amoralidad contenida en su estructura de “grand guignol”, así como su discurso cargado de amargura y desilusión acerca de una nación sumida en una cadena de funestos sucesos: la eclosión de la televisión como gran gestor de la información, la decadencia del post-hippismo (con sus victimas de carne y hueso), y la crisis de valores de una América compuesta por familias disfuncionales y seres al borde del autismo.

Fincher, contenido y sobrio (lejos del manierismo de Seven, El club de la lucha y La habitación del pánico), trabaja sobre tres registros formales. Uno que persigue la objetividad (la matriz del filme), otro que esboza un cierto subjetivismo (con el que la película se abre a la crueldad y la incertidumbre) y un tercero que lo observa todo desde las alturas, completando el complejo retrato social del filme, que, no cabe olvidar, es ante todo una deslumbrante muestra de genero (thriller policíaco), que consigue sus objetivos gracias a su humildad narrativa y a la riqueza de sus influencias (desde el cine de Alan J. Pakula o Sydney Lumet, al cine de profesionales que hace poco fue abordado por George Clooney en Good Night and Good Luck, pasando por la exploración poliédrica de las obsesiones humanas de La Dalia Negra de De Palma).

La otra película en competición del dia fue la rumana 4 Months, 3 Weeks & 2 Days de Cristian Mungiu, que se ha convertido en una especie de gran descubrimiento para gran parte de la prensa acreditada. En mi opinión, el filme esboza una interesante estrategia para la denuncia de una situación particular en un momento concreto (el aborto ilegal en 1987 en Rumania), pero la falta de disciplina a la hora de la aplicación del método escogido y la predisposición a la crueldad y al golpe melodramático oculto del director descompensan la película. Compuesta, en su mayor parte, por planos secuencia (estáticos en interiores y móviles en exteriores), la película se pierde en el tratamiento irregular de la elipsis y del tiempo narrativo. En lo que se refiere a las atrocidades expuestas en la película (se filma de forma detallada un aborto realizado en penosas condiciones de higiene, seguridad y control), no se le puede reprochar al director su deseo de hacer visible un drama humano soterrado por el gobierno comunista rumano, sin embargo sí se le puede reprochar la forma en que lo ha hecho. Utilizar, para la exposición en pantalla de un feto humano, una panorámica vertical casi ausente de todo el resto de la cinta y mantener ese plano sostenido a la espera de acontecimientos, me parece que bien podría abrir el debato sobre el cuestionamiento moral de la forma cinematográfica que tan bien evocaron Rivette y Godard.

_______________________
El gran problema del cine es dónde y por qué comenzar un plano y dónde y por qué terminarlo (JLG)
 

 

mensajeVie 18 May, 2007 12:02 pm.

Joder (con perdón) al final me voy a esperar más que diversión con lo nuevo de Fincher. sorprendido

_______________________
A mi lo que me mantiene despierto por las noches es Leonard Cohen.
 

 

mensajeVie 18 May, 2007 12:14 pm.

No podemos olvidar al gran César Velasco Broca cortometrajista español y futuro prometedor en el cine de nuestro país.
Su cortometraje Avan Pétalos Grillados se proyectarça en Cannes. Hacía 30 años que no se seleecionaba un corto español en el festival, ahí es nada.

imagen

 

 

mensajeVie 18 May, 2007 3:52 pm.

He visto a Chloë Sevigny presentando Zodiac en el festival y casi me derrito vergonzoso

_______________________
Ten cuidado. Ten mucho cuidado.
Pág. 1, 2, 3, 4, 5  SiguienteResponder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Actualidad y Certámenes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

- Bien. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha. ¿De qué trata? - ¿De que la fe de alguien en la virtud es mas importante que la virtud en si misma? - Si, eso forma parte. ¿Pero de qué trata? ¿Es posible que trate de como el pensamiento racional te destruye el alma? ¿Es posible que el triunfo de la irracionalidad y del poder que hay en ella? Pasamos mucho tiempo organizando el mundo. Fabricamos relojes y calendarios, e intentamos predecir el tiempo. ¿Pero que parte de nuestra vida controlamos realmente? ¿Y si optamos por vivir en una realidad fabricada por nosotros? ¿Nos convierte eso en dementes? Y si es asi, ¿no es mejor que una vida de desesperación?

(Los próximos tres días)

Ver otras frases de cine