Cinépatas.com

¡Locos por el CINE!


Página alojada en CDmon. Apóyanos usando sus servicios

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Rogue One: Una historia de Star Wars

Compartir tema
Responder

  7,80 sobre 10. (Detalles)

Para puntuar esta película tienes que estar conectado.

 

Rogue One: Una historia de Star Wars 

mensajeVie 25 Nov, 2016 2:23 pm.

Trancos91

5
Sexo:Sexo:Hombre

imagen

Título original
Rogue One: A Star Wars Story
Año
2016
Duración
133 min
País
Estados Unidos
Director
Gareth Edwards
Guión
Chris Weitz (Historia: John Knoll)
Música
Michael Giacchino
Fotografía
Greig Fraser
Reparto
Felicity Jones, Mads Mikkelsen, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris
Productora
The Walt Disney Company / Lucasfilm
Género
Ciencia ficción. Aventuras | Aventura espacial. Spin-off. Star Wars. 3-D
Sinopsis
El Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la Estrella de la muerte, pero un grupo de rebeldes decide realizar una misión de muy alto riesgo: robar los planos de dicha estación antes de que entre en operaciones, mientras se enfrentan también al poderoso Lord Sith conocido como Darth Vader, discípulo del despiadado Emperador Palpatine. Film ambientado entre los episodios III y IV de Star Wars. (FILMAFFINITY)

CRÍTICAS

Muy entretenida pero nada más

Por Mikel Zorrilla

Mucho se hablado de los problemas que ha tenido ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ (‘Rogue One: A Star Wars Story’) durante su rodaje, dándose a entender que la implicación de Tony Gilroy llegó a tal punto que no sería del todo justo decir que es una película dirigida únicamente por Gareth Edwards. También se habló de unos cuantos cambios en el guion para aproximarla más al tono que buscaba Disney, creando así más dudas sobre el resultado final.

Por mi parte, he preferido mantenerme bastante alejado de todo lo que rodeaba a la película. Tan sólo vi el primer tráiler una vez y porque no me quedó más remedio y mis esperanzas en ella se centraban en que fuera lo más entretenida posible. Pese a ciertas debilidades, en esto último podemos hablar de todo un triunfo por parte de ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, pero a cambio nunca logra superar la sensación de que era una propuesta innecesaria.

imagen

No voy a negar que me costaba ver la necesidad de dedicar toda una película a contarnos cómo llegaban hasta Leia los planos de la Estrella de la Muerte. Salvando las distancias, es un caso similar al de películas con un final que no te da todas las respuestas y más tarde su éxito propicia la aparición de una secuela cuya existencia suele ser mejor olvidar.

En ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ toca echar la mirada atrás sabiendo el punto de llegada y otros detalles que a mí me parecen muy obvios pero que mejor no concreto por si alguien no ha caído aún en ello. Nos queda entonces el viaje para intentar disfrutar de una película que tenía que conectar de forma directa con ‘La guerra de las galaxias’ (‘Star Wars’), por lo que había que establecer una serie de lazos muy notables entre ambos, algo presente incluso en la efectiva banda sonora de Michael Giacchino.

De hecho, una de sus principales virtudes es la que también revela otra de sus debilidades: El relato está muy bien estructurado y acotado -ahí es difícil ponerle pegas-, pero no sucede lo mismo con los personajes, donde la necesidad de contarnos toda su historia aquí deja al descubierto lo esquemáticos que son en algunos casos y sus reacciones quizá demasiado convenientes en otros.

imagen

¿Dónde puede haber surgido ahí esa supuesta discrepancia entre Edwards y Disney? Pues que al mismo tiempo una aventura intergaláctica en la que hace falta humor para que el espectador se sumerja en ella y la historia de una guerra a punto de estallar en la que hay demasiado en juego. El tono del relato bascula en todo momento entre esas dos realidades y lo cierto es tiene más peso lo primero -aunque a un nivel diferente a lo habitual en la saga-, conectando además bastante bien con el sentido del espectáculo con el que Lucas inauguró la saga hace ya casi 40 años.

Eso no quiere decir que ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ esté al mismo nivel de ‘La guerra de las galaxias’, ya que lo que allí era algo nuevo y fascinante aquí es algo con unos límites demasiado claros. Por ello me hubiera gustado que esos vientos de guerra tuvieran más fuerza. No es que sea algo anecdótico -hasta en el apartado visual tiene una presencia destacable en no pocas escenas-, pero ahí es donde todo luce más interesante y alejado de la saga al mismo tiempo que la complementa.

Todo ello tiene trae consigo que ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ tiene un toque oscuro que a algunos puede hacerles olvidar que la aventura sigue siendo lo primero. El resto, sin entrar en detalles, es consecuencia directa de la historia que se está contando y en casi todos los casos simplemente necesitaba estar ahí, incluyendo la magnífica aunque breve aparición de Darth Vader demostrando una vez más que es uno de los mejores villanos de la historia.

imagen

Lo que sí tengo claro es que esa disensión podría haber condenado a la película, pero lo que realmente consigue es dejarla en una posición extraña que desconcertará a los que busquen un poco más de lo mismo y no será suficiente para los que quieran ver algo realmente diferente. No niego una ligera insatisfacción, compensada de sobra por lo dicho antes sobre su impecable estructura y también a que tiene el ritmo adecuado para que la historia fluya de forma natural, ni demasiado pausado ni acelerando sin motivo, pero sabiendo utilizar ambas opciones siempre que es necesario.

En el apartado visual seguro que no sorprendo a nadie señalando que es una película espectacular, sobre todo durante un tramo final en el que la intensidad se eleva hasta niveles también impropios en la franquicia. Todo ello sin caer en la esquizofrenia digital -aunque hay cierta decisión artística comprensible pero cuestionable- que mataba a las precuelas oficiales y, lo mejor de todo, sabiendo no caer en el error de los cortes de plano excesivamente rápidos en las peleas más físicas, algo que agradecí muchísimo.

Como era de esperar, Donnie Yen es uno de los que más brilla en este último punto, pero la verdadera sorpresa es que su personaje sea el que mejor conecta con lo que yo creo que George Lucas tenía en mente a la hora de pensar en el corazón de su universo. Brillante en lo físico y excelente en lo psicológico, Yen se sobrepone a ese toque superficial que afecta a todos los personajes y nos da un verdadero motivo -K-2SO es muy divertido, pero ya- para conectar con la misión imposible de nuestro nuevos héroes.

imagen

Algo menos halagador es lo que tengo que decir del resto del reparto, donde brilla lo multicultural del casting -¿una forma de facilitar que gente de todas las nacionalidades pueda sentir su viaje como suyo propio?-, algo que seguramente no haya sido mera casualidad. Sin embargo, lo importante es que encajen y eleven sus respectivos personajes y aquí el entusiasmo baja, y bastante.

Sé que las comparaciones son odiosas, pero van dos películas seguidas de la saga centradas en un personaje femenino, y la Rey de Daisy Ridley quizá era demasiado perfecta, pero también tenía muchísimo gancho, en gran parte por la aportación de la actriz. Aquí la Jyn Erso de Felicity Jones es una mujer aguerrida y capaz de cualquier cosa, pero a la hora de la verdad sabe a poco, quizá por no tener el espacio adecuado para expandir su personaje en lugar de lidiar con sus cambios sin poder ahondar en ellos.

Algo parecido me pasa con el Cassian de Diego Luna, aún más víctima de esos cambios necesarios para que la historia avance del guion de Chris Weitz y Gilroy. Como es normal, al ser los protagonistas es algo que se percibe más, pero tampoco esperéis nada arrollador de Forest Whitaker, Ben Mendelsohn, quien al menos tiene un papel con más sustancia que el de Dohnall Gleeson en ‘Star Wars: El Despertar de la Fuerza’ (‘Star Wars: the Force Awakens’) y sabe aprovecharlo, o Mads Mikkelsen.

Al final creo que la gran víctima de tener una historia tan limitada de antemano han sido sus personajes, ya que aquí no hay espacio para responder dudas más adelante y hay un relato muy claro que contar, por lo que todo está plegado al mismo. Eso daña a los personajes a la hora de respirar por sí mismos -los discursos épicos molan más si hay algo realmente detrás para respaldarlos- y los actores hacen lo que pueden por compensarlo. Por desgracia, no es suficiente para evitar que surja un problema de equilibrio cuyo resultado es que la aventura que nos cuenta no deja un verdadero poso en nosotros.

A ese respecto viene muy bien el aumento de intensidad que comentaba antes durante su tramo final, que es donde todos echan realmente la carne en el asador. No es tan memorable como me hubiera gustado por esas mismas limitaciones que no puede superar y además hay un detalle de guion que no me pudo gustar menos, pero es ahí donde ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ está más cerca de ser algo más que una película entretenida que no nos aporta gran cosa salvo eso.

En definitiva, ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ es mejor que las tres anteriores precuelas y una aventura más que digna, pero también le falta brillo para poder emocionar a los espectadores como sí lograba la trilogía original y además los límites que todos sabíamos que tenía le impiden lograr el impacto de ‘Star Wars: El Despertar de la Fuerza’ aunque sí haya algún aspecto en el que la supere con holgura. La clave es que nos hace pasar un buen rato, pero no uno memorable.

Fuente: http://www.blogdecine.com/criticas/rogue-one-una-historia-de-star-wars-muy-entretenida-pero-nada-mas-critica-sin-spoilers


Episódica o no, Rogue One es una de las mejores entregas de la saga fílmica de Star Wars

Rogue One es la primera de una serie de películas en torno al universo de Star Wars, que supuestamente denotarán cierta autonomía a la narrativa de los filmes consignados como episodios.

Spin-off y precuela a la vez, o cómo le queramos llamar, Rogue One termina siendo el mejor puente entre las polémicas precuelas y la trilogía original. Y narra la historia de los otrora anónimos héroes que consiguen los planos de la más poderosa, letal y monumental arma del fascista y opresor Imperio galáctico: La estrella de la muerte.

imagen

Es muy peculiar la sensación que brinda la experiencia como espectador. Por una parte estamos ante un reconocible entorno, y a la vez ante una nueva perspectiva del universo de La guerra de las galaxias –como la conocimos originalmente-, ya que el tono, la fotografía y la música son diferentes.

¡Sí, la música! Si bien están presentes los acordes de varios de los extraordinarios temas de John Williams, que crearon una identidad auditiva perfectamente reconocible para Star Wars, es ahora Michael Giacchino quien compone la partitura.

Hay pues, una apuesta por presentar visual, musical y dramáticamente una cinta más seria y sombría que sus predecesoras. Incluso más que El Imperio contraataca (The Empire Strikes Back, 1980).

Rogue One es un filme bélico que rinde honores a aquellas películas de antaño sobre la Segunda Guerra Mundial. Aquéllas donde los personajes tenían una misión bien definida y los intrépidos y heroicos sacrificios no se hacían esperar. Doce del patíbulo (The Dirty Dozen, 1967) de Robert Aldrich será quizá la más clara referencia. Pero a la vez son ineludibles los ecos a otro tipo de películas, igualmente inolvidables, como Los 7 samurái (1954) de Akira Kurosawa.

imagen

Rogue One es un filme que se construye de menos a más conforme avanza la historia. Que nos va ganando lentamente mientras conocemos a su multicultural galería de personajes y llegamos a sus emocionantes y espectaculares secuencias de acción.

Este es un universo plagado de infortunados personajes, que encontrarán un sentido a sus existencias, comenzando por la reacia heroína Jyn Erso (Felicity Jones); el afligido pero leal Capitán Cassian Andor (Diego Luna); la trágica renuencia de Galen Erso (Mads Mikkelsen), o el delirio y paranoia de Saw Gerrera (Forest Whitaker), entre muchos otros. Rogue One nos presenta una alianza rebelde mucho más compleja en lo que se refiere a su estructura y a la moralidad de sus acciones. Muchos de sus integrantes parecerían incluso más mercenarios que idealistas.

Aun así, el humor también está presente, con una singular ironía que ofrece el androide K-2S0, interpretado de excelsa manera por Alan Tudyk.

En su afán retrospectivo, es impresionante y colosal el trabajo y el esfuerzo por recrear el diseño de producción, vestuario, naves, locaciones y entorno de las películas originales. En este frenesí, se logra emular hasta la presencia física de histriones legendarios como Peter Cushing, quien diera vida y personalidad a Grand Moff Tarkin.

imagen

Pese a todo, pareciera que en términos argumentales las películas de Star Wars están condenadas a repetir las mismas tramas una y otra vez. Ya sea que tengan que destruir gigantescas armas de destrucción masiva y/o ingresar de manera subrepticia a una fortaleza y/o eliminar un campo de fuerza para completar la misión, amén de muchos otros reconocibles elementos más.

El desfile sin fin de referencias llega a su éxtasis en los últimos minutos de la película, que sin duda deleitará y conmoverá a los fans, incluso al borde de una nostálgica e involuntaria lágrima de emoción… Lo sé por experiencia.

No tendrá numeral romano, designación episódica, ni el icónico texto explicativo en su arranque, pero con todo y las inevitables dolencias de la franquicia, Rogue One es una de las mejores entregas de nuestra saga espacial favorita.

Fuente: http://www.cinepremiere.com.mx/rogue-one-critica-61650.html


Héroes sin gloria

Por Beatriz Martínez

El universo 'Star Wars' sigue expandiéndose y completándose más allá de la historia oficial que cuentan sus episodios. La Biblia galáctica continúa su proceso de recogida de testimonios paralelos con el fin de completar su inabarcable tarea de perfilar, con la mayor precisión posible, su mitología interna. Pero no nos engañemos, su única voluntad es la de explotar sin temor a las críticas la inagotable fuente de recursos con la que cuenta para ofrecer cada año a su legión de fans la dosis de droga que necesitan. Y seguir, claro está, haciendo caja a su costa.

imagen

Ahora se encargan de dotar de entidad a uno de los muchos relatos que forman parte de sus crónicas alternativas, un hecho de vital importancia para el desarrollo del capítulo IV: ¿quién robó los planos de la Estrella de la Muerte? Ya en los títulos de crédito de la película inaugural de la saga se hacía mención a este hecho, que sería precisamente el detonante para que diera comienzo la acción: La princesa Leia escondía la información en el interior de R2-D2 antes de que las fuerzas del Imperio pudieran interceptarlas. Y ahí comenzaba todo.

'Rogue One: una historia de Star Wars', se situaría como un 'spin-off' del 'Episodio IV', una hazaña complementaria, pero al mismo tiempo independiente, con nuevos personajes que se mueven de forma tangencial por las fronteras del núcleo cordial de la saga, aunque terminen siendo fagocitados por él. Tenían los responsables la oportunidad de alejarse de los esquemas canónicos de los episodios, sobre todo después de que se acusara a J.J. Abrams de seguir a rajatabla los patrones acuñados por George Lucas en la reciente 'El despertar de la fuerza'.

imagen

En ese sentido, 'Rogue One' resulta más libre y menos condicionada a la hora de apostar por paisajes narrativos inéditos. Es una película de guerra, de trincheras sucias y de héroes anónimos que luchan por sus ideales sin épica ni gloria. Una concepción en el fondo muy humilde que choca diametralmente con la pomposa retórica visual que desprenden unas imágenes que se esfuerzan en subrayar que, a pesar de todo, cada pequeña acción, si nos encontramos en 'Star Wars', implica sus dosis grandeza.

En el fondo nos encontramos ante un subproducto camuflado de superproducción autoral. Es una pena que Gareth Edwards, cuyo 'Godzilla' (2014) conseguía homenajear al 'kaiju eiga' al mismo tiempo que abría nuevas ventanas poéticas dentro del género, no haya conseguido aportar dosis de imaginación y reinvención a la saga 'Star Wars'. Seguramente porque ni siquiera le han dejado. Para desdicha de los fans, a 'Rogue One' le sobra énfasis y le falta chispa, capacidad evocadora, y en el fondo, verdadera autenticidad. Es tan solo una pieza más de una maquinaria que adquiere únicamente sentido de forma global, no de manera individual y autónoma.

Se ha hablado mucho de los problemas de remontaje que sufrió la cinta antes de su estreno. Quizás por eso, toda su parte inicial se encuentra demasiado desarticulada y dispersa, de modo que parece pasar por varias fases hasta encontrar un tono específico en el que la narración se asienta en los contornos de una simple operación de guerrilla, una peripecia militar a cargo de la Alianza rebelde que los responsables se encargan de hacer algo más atractiva (porque su trascendencia en realidad es mínima) a través de la recuperación de algunos personajes míticos de la saga, proceso que llevan hasta el límite de sus consecuencias al resucitar de manera virtual a actores fallecidos como Peter Cushing.

imagen

A pesar de que ninguno de los personajes se encuentra a la altura de esta mítica presencia, destacan Mads Mikkelsen, padre e ingeniero traidor a su pesar, Forest Whitaker, rebelde de rebeldes, Riz Ahmed, el piloto más fiel, o Donnie Yenn, ese invidente experto en artes marciales que tiene la esperanza de estar tocado por la fuerza. En realidad, todos son seres marginados y al borde de la ley que han aprendido a ser unos supervivientes, que tienen sus virtudes y sus fragilidades y que alcanzan una mayor dimensión, a pesar de su carácter anecdótico, que la supuesta heroína de la ficción, una Felicity Jones que parece perdida en su papel de salvar a la galaxia. Su falta de carisma se contamina al resto de los personajes y quizás por ello, es el androide con corazón quién termina ganando la batalla emocional en una película en la que se echa de menos una verdadera empatía.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/critica-rogue-one-una-historia-de-star-wars-5686811

_______________________
"Si obedeces todas las reglas, falta toda la diversión".
 

 

mensajeDom 18 Dic, 2016 7:11 pm.

Gordo

9
Sexo:Sexo:Hombre

La vi ayer. No está mal.

A favor:

- Es una historia original, en el sentido de que las anteriores se copiaban la estructura narrativa unas a otras. Aquí alguien podría decir que el camino hacia el climax es parecido a las anteriores, pero no deja de ser una película de acción y aventuras, que tienen todas una estructura parecida.
- No tiene elementos mortificantes estilo Jar Jar, midiclorianos ni Adam Driver o el malo pelirrojo sacado de Spaceballs.

En contra:

ESPOILER

- Las muertes ridículas. Encabezada por la de Saw Guerrero, que se puede ir en una nave pero prefiere quedarse hasta que le alcance una explosión ¿por qué? nadie lo sabe. risa
- No deja de ser otra más de Star Wars, igual la trama se agotó ya en los 80.
- Los personajes son un poco tristes, supongo que es lo que toca, pero no sé. El ciego da pena de verdad.

_______________________
We know who you are and we know where you live and we know there's no need to forgive
 

 

mensajeVie 23 Dic, 2016 11:15 pm.

Ripley

8
Sexo:Sexo:Hombre

Me ha gustado; está lejos de ser El imperio contraataca pero se puede contar entre las buenas de la saga.

En el reversodo luminoso:
- El androide K-2SO, prácticamente el único personaje que aporta algo de humor.
- Ahonda en algunos aspectos interesantes y no muy trabajados en los films anteriores sobre los funcionamientos del Imperio y de la Rebelión.
- El tercio final con la batalla tierra-aire-espacio en el planeta-archivo y Darth Vader repartiendo estopa.
- Guiños al primer film que no distraen del conjunto.
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
Esas apariciones estelar de R2D2 y C3PO y de los macarras que se meten con Luke en la cantina de Mos Eisley.
- Los guionistas parecen haber repasado la trilogía original mejor que Lucas cuando preparaba las precuelas. El film encaja [casi] perfectamente con el episodio IV.
- Se da respuesta a uno de los mayores plotholes de la saga:
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
¿Cómo podía la Estrella de la Muerte tener un error de diseño tan flagrante como un agujero directo al reactor?


En el reverso tenebroso
- Faltan personajes carismáticos o al menos algo más elaborados.
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
¿Por qué son amigos el ciego y el chino? ¿Qué motiva al piloto a desertar del Imperio?
- Los rostros reconstruidos con CGI cantan mucho, especialmente el de Peter Cushing, algo que podría haberse compensado no mostrándolo tanto tiempo en pantalla.
- Algunas escenas huelen a remontaje.
- La película no acaba de justificar su existencia más allá de seguir agotando el filón.
- Hay muertes heroícas pero también algunas forzadas
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
No se explica bien por qué Saw Gerrera, Jyn y Cassian se dejan morir... estos últimos ni intentan buscar una nave para huir y prefieren acabar como personajes de Deep Impact; queda la sensación que mueren porque tienen que morir

_______________________
ἀφίει αὐτής, πόρνη
 

 

mensajeSab 24 Dic, 2016 1:55 pm.

Trancos91

5
Sexo:Sexo:Hombre

Me ha gustado bastante, es una temática diferente a los episodios de la saga galáctica, con multitud de referencias a la trilogía clásica, sobre todo a Una nueva esperanza. Evidentemente no me ha gustado todo, pero en su conjunto es una película que tratándola como lo que es, un spin-off que responde muchas preguntas, cumple con creces (de hecho, me ha gustado más que los episodios I, II, IV y VII).

Vayamos por partes:

Cosas buenas

- Todas las referencias al episodio IV, que no distraen de la temática de la saga.
- La "vida Imperial", es decir, ver a destructores en todo su potencial, a patrullas imperiales, o a ciudades enteras controladas por el Imperio.
- Dentro de los personajes principales me quedo con Jyn Erso, Galen Erso y K-2SO (quien es el único que pone algo de humor y se agradece).
- El doblaje al español me ha gustado bastante, le doy un 9, aunque ya comentaré qué no me ha gustado. Por cierto, la voz de Vader muy bien, no es Constantino, pero eso era imposible. Tengo que verla en V.O.S. para disfrutarlo en todo su esplendor.
- Indaga más en los conflictos de la Alianza, algo que no sucede en la trilogía clásica, y además responde a preguntas muy importantes.
- El final en todo su conjunto,
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
con la batalla, una de las mejores de toda la saga
y
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
esos dos minutos finales con Darth Vader y... ¡LEIA! Me emocioné y todo, estaba muy bien hecha y no desentona. Bueno y qué decir de Vader, majestuoso.

-
Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
Que todos murieran me pareció más que correcto, tenía que ser así porque eso fue lo que se menciona en Una nueva esperanza. Temía que Disney salvara a unos cuantos, pero al final lo hicieron como tenía que ser.


Cosas malas

Destripamiento:  (Pulse y arrastre sobre el recuadro si desea leer el texto.)
- Tal como dije de que Leia no desentonaba, sucede lo contrario con Tarkin. Aparece demasiado y eso se termina notando, yo solo le hubiera sacado en un par de escenas. Eso sí, sigue siendo tan malvado como en Una nueva esperanza.
- El villano no convence, Tarkin y Vader se lo comen vivito.
- El doblaje de Tarkin no me ha gustado nada, al menos en España.
- No hay evolución en los personajes, quizá solo en Jyn Erso, y no me parece excusa el ser una sola película, eso se hace en cortos en mucho menos tiempo.

_______________________
"Si obedeces todas las reglas, falta toda la diversión".
 

 

mensajeLun 26 Dic, 2016 1:48 pm.

Trancos91

5
Sexo:Sexo:Hombre

Editado.

_______________________
"Si obedeces todas las reglas, falta toda la diversión".
 

 

mensajeVie 10 Mar, 2017 2:51 pm.

La mejor película de Star Wars, con la mejores acciones de acción y actuación.

Y disculpen, pero ha arreglado el error más fuerte que tenía A New Hope, el punto débil de la Death Star.

Responder

Cinépatas.com:  Foros de cinépatas:  Largometrajes

Contacta con Cinépatas.com  -  Departamento de Prensa  -  Departamento de Publicidad

Lo más difícil pero esencial es amar la vida, amarla aún cuando uno sufre, porque la vida lo es todo. La vida es Dios y amar la vida significa amar a Dios

(Guerra y paz)

Ver otras frases de cine